Libros

No hay más catcher entre el centeno: ha muerto Salinger

El autor que inventó la adolescencia como el oscuro territorio donde naufragan los sueños infantiles e hizo del silencio parte indeleble de su obra, ha muerto a los 91 años, en New Hampshire, a los 91 años, dejando tras de sí una única novela (The Catcher in the Rye o El guardián en el centeno o El cazador oculto), un puñado de cuentos y una vida de resistencia a la fama, el reconocimiento y los paparazzis.

no-hay-mas-catcher-entre-el-centeno-ha-muerto-salinger

Jerome David Salinger
(1919) publicó a los 32 años una obra de culto instantáneo, The Catcher in the rye (1951), novela que daba voz a un adolescente mitómano y esquizofrénico, decidido a evitar a como diera lugar el paso a la madurez. A lo largo de una noche, Holden Caulfield evade el sexo, las drogas, la homosexualidad y los artificiales paraísos de una vida adulta en los páramos wasp como opciones vitales, pero al mismo tiempo descubre que el mundo no tiene un lugar para él. Fue el primer y único libro de Salinger.

Rabiosamente obsesivo, Salinger sólo permitió la publicación de dos recopilaciones de cuentos y relatos (entre los que destaca el hermoso y aterrador Un día perfecto para el pez plátano). Celoso de su obra y de su vida íntima, no permitía ningún tipo de comentario en las portadas o contras de sus libros (en ninguna edición, en ningún idioma), ni fotografía alguna.

No hay más catcher que evite a los niños el abismo tras los sembradios. Dulce sueños, Holden.

Fuente: ABC