Libros

Novela se propone acabar con la gramática como la conocemos

La democratización del oficio de la escritura da un paso más, y con ello cae una de las más pesadas barreras para el aprendiz y el neófito. Además de que es posible recibir reconocimiento y regalías por obras sin trama, originalidad, poesía o por lo menos con un manejo aceptable del lenguaje, ahora se abre todo un nuevo mar de posibilidades: ha llegado al mercado la primera novela escrita que prescinde, en su totalidad, de los acentos. Y a pesar de que pueda parecer es a propósito y por el bien de los lectores.

El escritor y profesor de Derecho Internacional en la Universidad Complutense Martín Ortega Cancelén lanza su novela Huida a Jerte, con la ambiciosa propuesta de prescindir de todas las tildes. Sus razones son tres:

1) “Queremos utilizar un español que quiere ser global, lo más inteligible y simplificado posible. La Real Academia Española también ha ido simplificando la lengua. Antes había más tildes que ahora, incluso la tilde abierta como en francés. Ahora los monosílabos no la llevan”

2)La novela “se entiende perfectamente”

3)”ya estamos acostumbrados a trabajar sin tildes” en direcciones de correos electronicos y webs

A pesar de lo provocativo de su propuesta, Huida a Jerte no es una novela cuyo único atractivo sea la falta de tildes. Además, es una novela con mensaje: trata sobre un grupo de chicos y chicas que huyen de Madrid para conocer el Valle de Jerte.

Martín Ortega justifica así su fabula: “Estamos hartos de la novela negra y de la ‘tontería’ escandinava, de que para que un libro sea interesante haya que sacar las tripas a siete personas al mismo tiempo. No tenemos nada contra eso, pero ¿por qué no reivindicar otro tipo de creación?”

Huida a Jerte
Martín Ortega Cancelén
Wei Lai Futuro, 2010
300 páginas
18.72 €

Fuente: El Mundo