Excursiones y Aventura

Nuestras playas: Costa Brava centro

Calella de Palafrugell

Hoy continuamos el recorrido por nuestras playas, deteniéndonos en el centro de la Costa Brava.

El corazón de la Costa Brava se halla, en mi opinión, entre L’Estartit y la localidad de Palamós, entre las cuales podemos encontrar todo un mundo que recorrer, lleno de pequeñas y paradisíacas calas.

Empezamos el recorrido en L’Estartit, la localidad que se haya justo enfrente de las Illes Medes, una reserva de la biosfera, llena de vida marina, que se puede visitar en excursiones guiadas. Un poco más al sur tenemos la gran playa de Pals, una enorme playa muy ventosa en la que son frecuentes los deportes acuáticos como el windsurf y el kitesurf. A continuación, más al sur, encontramos ya una serie de poblaciones que contienen calas de ensueño, pequeñas playas a las que en ocasiones sólo podemos acceder a pie, y por caminos bastante agrestes. La primera población es Begur, que tiene ocho calas diferentes, entre las que son imprescindibles la de Aiguablava y la de Sa Tuna. A continuación, la de Tamariu, que cuenta con una playa algo más grande, y pequeñas calas como la de Aigua Xelida.

Después de Mont-Ras y Llafranc, está una de las poblaciones más representativas de la Costa Brava, Calella de Palafrugell, en cuya playa grande se realiza cada año la Cantada de Habaneras de la que os hablamos hace muy poco. La playa principal de Calella y la Platja Gran de Palamós están separadas por una serie de calas que harán las delicias de cualquier amante del Mediterráneo. En esta franja encontramos La Fosca, El Castell, la triple cala llamada Cala Estreta o Cala Corbs (todas estas pertenecientes a Palamós), y en la parte más al norte, más cercanas a Calella tenemos maravillas como Port Bo o Port Pelegrí. Es ideal tener alojamiento en esta zona e ir descubriéndolas todas.