Excursiones y Aventura

Nuestras playas: La Costa Blanca

Peñón de Ifach

Seguimos en nuestro viaje alrededor de la costa. Hoy os hablamos de las maravillas de la Costa Blanca.

La Costa Blanca es la denominación que recibe todo el litoral de la provincia de Alicante, empezando por la bohemia Denia. Denia posee largas y preciosas playas y un ambiente muy hippie. Tiene mucha relación con Ibiza, debido a su relativa cercanía, y existe un ferry directo desde el puerto de Denia a los dos principales puertos de la isla. Hacia el sur tenemos Jávea, con su Platja de l’Arenal, y con una zona más escarpada que recuerda vagamente a la Costa Brava, donde se halla el espacio protegido de la Cova del Llop Marí.

A continuación está Calpe, una playa coronada por el imponente Peñón de Ifach, y Altea, cuyo centro histórico es un pueblo mediterráneo de postal. Al sur está Benidorm, una concurridísima localidad llena de turistas y edificios megalíticos, con unas playas realmente bonitas. Si nos gusta la fiesta, esta es la localidad que debemos visitar. Si por el contrario nos gusta más la tranquilidad y el relax, no muy lejos de allí tenemos Villajoyosa, mucho más tranquila y familiar. También de este estilo es El Campello, con playas interminables como la de Mutxavista, que conecta con la playa de San Juan de Alicante, la primera de las playas de la capital de la provincia. En ella, a parte de varias playas de ensueño, podemos visitar su centro histórico con bellezas arquitectónicas como el ayuntamiento, poder ver una réplica del Santísima Trinidad en su puerto o disfrutar de las increíbles vistas desde el Castillo de Santa Bárbara, que corona la ciudad desde un peñón.

También son dignas de visitar Santa Pola, Guardamar del Segura (su playa es simplemente preciosa), la concurrida Torrevieja, o bien la serie de playas que finalizan en el Pilar de la Horadada.