Excursiones y Aventura

Nuestras Playas: La Costa Dorada

costa-dorada-01

En nuestro viaje por las costas, hoy hacemos un recorrido por una de las más bellas: La Costa Dorada.

La Costa Dorada (Costa Daurada en su denominación oficial) comienza en Cunit y Segur de Calafell, poblaciones en las que la masificación no es un problema. La paya de Calafell es muy larga y, por el hecho de estar en un área básicamente residencial, es una playa con mucho espacio libre, incluso ahora en agosto. A continuación vienen una serie de poblaciones a las que muchos barceloneses van en busca de playas de arena fina y a las que poder llevar a los niños sin problemas, pues hay que andar decenas de metros antes de que el agua sea profunda, y también son playas muy concurridas por aragoneses y navarros, dada la facilidad con la que se puede llegar con la autopista de peaje AP2. Se trata de Coma-ruga (la playa de Sant Vicenç de Calders), Creixell, Torredembarra o Altafulla.

Al sur de la playa de Tamarit (una excepción en esta costa, dado que es una pequeña playa rodeada de largas playas), nos encontramos ya con Tarragona, que posee sus propias playas, amén de restos romanos y un casco antiguo enmurallado muy digno de ser admirado. Si buscamos además de playa algo de diversión nocturna, no podemos dejar de visitar Salou, muy concurrida por turistas extranjeros, y junto a la cual encontraremos el parque temático Port Aventura.

Al sur de Salou está Cambrils, una bonita población pesquera transformada en un agradable pueblo turístico, aunque por su estilo de turismo puede resultar algo más cara en general, aunque vale la pena visitar alguno de sus más reputados restaurantes. Más al sur encontraremos L’Hospitalet de l’Infant (con su Miami Platja), Calafat o L’Ametlla de Mar. Al sur del Delta del Ebro también tenemos la pintoresca localidad de Sant Carles de la Ràpita.