Noche y Gastronomia

Ópera en la cena

image

Imagínate estar sentado en la mesa de un restaurante, pedir al camarero, que te traiga tu plato y que en lugar de decir: “su ensalada, señor”, se arranque a cantar un aria o una zarzuela. Esto sólo es posible en Castafiore, un restaurante especial, donde nada de lo que ocurre te dejará indiferente.

Situado en el madrileño barrio de Chueca, este restaurante es perfecto para sorpresas, aniversarios, pedidas de mano o, por ejemplo, para celebrar el Día del Padre. Su excelente elenco operístico te sorprenderá y convertirá la velada en una experiencia inolvidable.

El local abrió en 1996 con el objetivo de promocionar a jóvenes valores de la lírica seleccionados rigurosamente, para facilitarles el acceso a ámbitos de gran resonancia pública, al tiempo que se divulga el arte operístico. Con esto, se convirtió en el primer restaurante de Europa en ofrecer cenas amenizadas con bel canto.

Pero a diferencia de otros restaurantes temáticos, la comida no queda en segundo plano. Su carta es amplia y se basa en la cocina tradicional. Destacan las aves, como la pularda o el pato, pero no te puedes perder el carpaccio de ternera de Kobe, una de las mejores carnes del mundo. La única pega es el precio, que es algo elevado, ya que hay que tener en cuenta no sólo la calidad de la comida sino también la profesionalidad de los cantantes. Aún así, hay menús degustación a partir de 35 euros.

Un restaurante perfecto para apartar por un rato los problemas y sumergirnos en una atmosfera para disfrutar con todos los sentidos.