Cine y TV

Oscar 2009: Slum Dog Millonaire, la pobreza vende

Oscar 2009 Slum Dog Millonaire La Pobreza VendeAnte el éxito de ¿Quién quiere ser millonario? (Slumdog Millonaire antes de que le pusiera las manos encima El señor que traduce los títulos de las películas) en la entrega de los Oscar (8 estatuillas, incluyendo mejor director y mejor película), no todos los que han hablado sobre la cinta (la historia de un concursante hindú del popular programa que intenta hacerse con el premio gordo para salva a su amor de toda la vida de un destino como prostituta de lujo) lo han hecho para alabarla.

A las críticas de ciertos sectores de la sociedad de Mumbai (escenario del filme) que acusan a su director, Danny Boyle, de mostrar “aspectos negativos” de la ciudad y sus habitantes, se suma una crítica más reconocida y de mayor peso ético: la escritora y activista Arundhati Roy.

Para Roy la película es una muestra de “la pobreza vende, pero los pobres no”, en su idealización de la miseria y su retrato despolitizado de los slumg (los villas de la miseria que rodean al moderno y ultratecnificada Munbai).

Arundathi Roy, además de una novelista y periodista comprometida con la realidad y los excluidos de su país, fue una actriz de cierto renombre y con un protagónico en el filme Massey Saheb.

A contrapelo de las denuncias por la explotación de la miseria, los productores de Slumdog Millonaire ha hecho importantes contribuciones a la ONG Plan, que realiza un registro de los niños que han nacido sin documentos en la India (un 39% de la población), algo esencial para que se reconozcan sus derechos a la educación, la alimentación y la salud, y una manera de evitar el tráfico infantil.

Imagen | Welcome to the Machine