Cine y TV

‘Pacific Rim’ – Un Déjà vu de proporciones monstruosas.

Póster 'Pacific Rim'El pasado nueve de agosto llegaba a nuestros cines ‘Pacific Rim el último proyecto de Guillermo del Toro. Una cinta de ciencia ficción cuya premisa se basa en la humanidad usando robots gigantes pilotados para combatir a una raza alienígena procedente de las profundidades del pacífico. Más allá de contar con unos efectos especiales espectaculares y una banda sonora muy épica, la película es un popurrí de clichés que puede producir al espectador una constante sensación de Déjà vu. Me gustaría avisar de que esta crítica contiene algún que otro spoiler sobre el argumento de la película. Lo siento, siempre intento evitarlo, pero esta vez no me ha sido posible. Avisados estáis.

Imagen 'Pacific Rim'Supongo que la mayoría de lectores conocéis una serie de anime japonés llamada ‘Neon Genesis Evangelion’ (1995). Fruto del estudio Gainax y creada por Hideaki Anno, plantea un futuro cercano en el que la humanidad se siente amenazada por unas criaturas gigantes y prácticamente indestructibles a las que se les da el nombre de ‘ángeles’. Para combatirlas se crea una organización llamada NERV que se dedica al diseño y fabricación de unos robots gigantes llamados ‘evangelion’ que son conducidos por pilotos humanos que se sincronizan con ellos y, básicamente, derrotan a los ángeles a base de mamporros y armas como pistolas o espadas gigantes con la ciudad como campo de batalla. Recuerdo uno de los capítulos de esta serie en el que aparecían dos ángeles simultáneamente con la capacidad de regenerarse el uno al otro, lo que obliga a los protagonistas, Shinji y Asuka, a compenetrarse a la perfección y sincronizar sus movimientos como si fueran uno solo para derrotarlos.

No creo que nadie se atreva a decir que no existe una influencia clara y manifiesta de esta serie nipona en ‘Pacific Rim, así como otras más generales, como por ejemplo las de ‘Mazinger Z’ o ‘Monstruoso’. No estoy diciendo que me parezca mal que una obra creativa inspire o influencie a otra, esto ha sido así desde siempre y está bien, pero creo que merece la pena resaltar un matiz importante: La obra influenciada ha de aportar algo nuevo, algo que le de identidad, algo que la haga destacar y sobresalir de sus influencias si no, como decimos aquí en Cataluña, malament.

Imagen 'Pacific Rim'Voy a haceros recordar de nuevo. Existe una película de 1996 llamada ‘Independence Day’. Fue dirigida por Roland Emmerich y protagonizada por Will Smith y causó bastante furor en esto de lo que a invasiones alienígenas y destrucción masiva de monumentos se refiere. Dejad que os resuma un poco las líneas generales del argumento. Existe una raza alienígena cuyo modo de vida es el de invadir un planeta, matar a todos sus habitantes y establecerse hasta agotar todos sus recursos vitales, momento en el que pasan al siguiente mundo. Cuando llegan a la tierra, los humanos descubrimos que son prácticamente invencibles. Se estudia su tecnología y algunos cuerpos alienígenas capturados y un científico cerebrito idea un plan que llevar a cabo junto a un aguerrido piloto de combate. En el asalto final el líder del cotarro, en ese caso el propio presidente de los EEUU, se sube a un avión para dirigir personalmente el ataque porque resulta que es un ex piloto. Hay un sacrificio de por medio y finalmente los alienígenas son destruidos introduciendo una bomba nuclear en su nave nodriza y haciéndola detonar dentro mientras los pilotos escapan en el último momento. Supongo que sobra explicar más detalladamente hasta qué punto el señor Travis Beacham, responsable del guión de ‘Pacific Rim’, ha hecho honor a su apellido y se ha pasado el día en la playa.

No es que haya algunos elementos clásicos del género en ‘Pacific Rim’, es que todo lo que sale en la película ya lo hemos visto antes de una manera u otra. No hay nada nuevo, no hay nada mejor, no hay seña de identidad, nada que la haga destacar. Malament.

Imagen 'Pacific Rim'Me gustaría poder decir que las carencias solo están en la historia, pero desafortunadamente ‘Pacific Rim’ tampoco nos aporta personajes interesantes. En el mejor de los casos son planos e insípidos o una excusa para incluir a los amigos del director, en el peor rozan el ridículo. Quizás hubiera sido bueno dedicar un poco más de tiempo a profundizar en secundarios con potencial, como los pilotos de jaeger chinos y rusos, en lugar de quedarse en una capa tan superficial del universo de la película. El trabajo de Charlie Hunnam, Idris Elba, Rinko Kikuchi, Robert Kazinski, Max Martini, Charlie Day y Burn Gorman, entre otros, queda desmerecido por tan simplón libreto.

Debo decir, que nadie se equivoque, que esto no le impide ser una película entretenida. ‘Pacific Rim’ se deja ver siempre que estemos en “modo automático” y con ganas de ver a los robots gigantes pegarle en la cabeza a un “Godzilla” usando un buque mercante como cachiporra mientras aplaudimos enloquecidos. Las escenas de combate son francamente impresionantes y la definición y calidad de los gráficos generados por ordenador, brillantes. Otra buena virtud que tiene es el diseño tanto de los jaegers como de los kaijus, que harán las delicias de todo buen coleccionista de figuras. La música de Ramin Djawadi, aunque algo repetitiva, refuerza lo único que parece importante en la película, que sea épica y que “mole mucho”.

Imagen 'Pacific Rim'

En conclusión, ‘Pacific Rim’ te hará pasar un buen rato y te dará ganas de tener tu propio robot gigante, pero probablemente no se convertirá en tu película favorita. Jamás será referente de nada ni la cinta de culto que podría haber sido. La olvidaremos rápido porque, al igual que los robots de los que habla, es una carcasa vacía sin alma ni personalidad.

3 estrellas3

Título original: Pacific Rim. Dirección: Guillermo del Toro. País: USA. Año: 2013. Duración: 131 min. Género: Ciencia-ficción, acción. Estreno en España: 9 Agosto 2013.