Cine y TV

Para Susan Sarandon, el Papa es un nazi

La actriz y esposa del también actor Tim Robbins se ha metido en problemas por sus declaraciones acerca del actual para, Benedicto XVI, a quien llamó “nazi” en diversas ocasiones durante una entrevista durante un festival de cine en Hamptons.

Durante su participación en una rueda de prensa en el Hamptons Film Festival (que se lleva a cabo en esa ciudad del estado de Nueva York, en los Estados Unidos), la intérprete de Dead Man Walking (1995, dirigida Tim Robbins y protagonizada por Sean Penn) comentó que había enviado el libro en el que está basado esta película al Papa. Le preguntaron entonces que le había parecido a Benedicto XVI, y Sarandon respondió que había enviado esa novela sobre la pena de muerte al último Papa (en relación a Juan Pablo II), y “no a este nazi que tenemos ahora”.

Alguno de los presentes impugnó el calificativo usado por la protagonista de Thelma and Louise (1991)  y ganadora del Oscar a la mejor actriz por Dead Man, y en respuesta Susan Sarandon insistió en llamar nazi a Joseph Aloisius Ratzinger, el Papa Benedicto XVI, y máximo jerarca de la iglesia católica.

Ratzinger perteneció, como todos los adolescentes de su época, a las juventudes hitlerianas, si bien no hay pruebas de su participación activa en el grupo.

Si quieres saber más sobre Sarandon y Robbins, apuesta por alguno de los cursos de cine disponibles.

Las declaraciones de Susan Sarando fueron recogidas por la cadena TMZ, que desde su web las reprodujo. Las reacciones negativas no se han hecho esperar.

El colectivo por la tolerancia en EE.UU. Anti-Defamation League (ADL) ha declarado: “La señora Sarandon puede tener sus diferencias con la Iglesia Católica, pero eso no es excusa para lanzar analogías nazis. Esas palabras son odiosas, vengativas y solo sirven para disminuir la verdadera historia y sentido del Holocausto”. ADL solicita una disculpa pública de Sarandon con todos los católicos.