Música y Teatro

Para volver a escuchar: Music from the elder de Kiss

Con este artículo inauguro una nueva serie de posts en los que comentaré algunos discos un tanto olvidados de la historia de la música, o algunas bandas o solistas que han quedado un poco al margen de la gran popularidad. En este caso te traigo una revisión de “Music from the elder” de Kiss.

Los ’70 habían sido una gran década para Kiss: sorprendieron con sus rostros maquillados al estilo del teatro Kabuki y con su música impertinente y estruendosa. Los ’80 proponían un desafío: renovar ese espíritu destructor. Unmasked fue su primer disco de la década y más allá de un medido éxito de sus cortes de difusión “Talk to me” y “Shandi” comenzaba a mostrar cierto desgaste en la banda. Desgaste que ser haría evidente con la partida de Peter Criss.

Music from the elder llegó en 1981 y fue el primer álbum conceptual de la banda, lo que significó un giro radical en la dirección creativa de la misma, algo que terminó de decretar la salida de Ace Frehley de la agrupación a  finales de 1982.

Se trata de un disco que no cuenta con el espíritu rebelde de la década anterior, pero que sin embargo aporte un nuevo repertorio al universo Kiss. Canciones como “A world without héroes”, “Under the rose” o “Odissey” dejan en claro que la banda neoyorquina no es solamente un cuarteto de rockeros tradicionales que se pintan la cara para salir al escenario a propagar estridentes notas. “Music from the elder” fue la prueba de que Kiss era capaz de hacer música tranquila, con nuevos sonidos, pero lamentablemente para la banda eso no era lo que estaba de modo.

Las escasas ventas llevaron a la banda a no apoyarlo a través de una gira de conciertos. Además pasó a la posteridad , junto a Carnival of souls de 1997, por ser el único disco de la banda que no ganó ninguna certificación americana.

El “fracaso” de Music from the elder obligó a Kiss a tomar otra dirección para seguir sorprendiendo a su público y por eso, 2 años más tarde, con Lick it up, podíamos ver como Paul Stanley, Vinnie Vincent, Gene Simmons y Eric Carr salían a dar la cara por la banda y esta vez lo hacían sin maquillaje.

Vale la pena volver a escucharlo, claro está, sin pretender escuchar al Kiss más puro.

Imagen: taringa

  • Jonnny

    Campeón, no tienes ni puta idea. Después de The Elder, llegó Creatures of the night con Ace Frehley y Eric Carr. Un cambio radical al heavy metal. Luego, ya sacaron el Lick it up. Cierto, que no tuvo muchas ventas pero, ¿por qué no hablas de The oath, Dark light o Mr.Blackwell? Un gran disco que no ha sido aceptado pero que tiene unos trallazos tremendos.

  • http://100blogs.com/members/fabrizio-castro/ Fabrizio Castro

    Querido lector,
    te pido releas mi artículo. En ningún momento puse que Frehley se fue después de este disco. Cito:
    “Music from the elder llegó en 1981 y fue el primer álbum conceptual de la banda, lo que significó un giro radical en la dirección creativa de la misma, algo que terminó de decretar la salida de Ace Frehley de la agrupación a finales de 1982″.
    Repito: “Music from the elder llegó en 1981″ / “la salida de Ace Frehley de la agrupación a finales de 1982″.
    El artículo solamente comenta que la dirección que tomó la banda con “Music from the elder” era un punto de no retorno en la relación con Frehley. En ningún momento dije que era el último disco en el que él participa hasta ese entonces.
    En cuanto a las canciones que rescaté, solamente quise citar unas pocas para no abrumar al que va a escuchar al disco por primera vez. De todos modos comparto con vos que The oath, Dark Light y Mr. Blackwell valen tanto la pena como las canciones que mencioné.
    En fin,
    Saludos.

  • Pablo Roman

    Jonnny, tenés toda la razón. Hay gente que comienza a decir estupideces sin tener ciencia cierta de lo que dicen. Yo soy KISSERO desde a fines de los 70 y siempre tuve que lidiar con este tipo de gente que solo se pasa escribiendo boludeces sobre KISS. “Solo se tira piedras al arbol que tiene buenos frutos” o sea… por eso siempre apedrean a KISS.