Cine y TVLibros

Paramount Contra David Fincher

Button
Primero y principal, sepan disculpar los pocos post éstos últimos días, ando con trabajo y no encuentro ni un minuto para dedicarle a ésto. Justo tengo un ratito pequeño así que paso a contarles un pequeño novelón que se está dando en éstos días por Hollywood.
El próximo film del excelente director David Fincher, se llama El curioso Caso de Benjamin Button, y narra la historia de un pequeño niño que tiene una extraña enfermedad, su estado físico corre hacia atrás. Sus órganos son los de un anciano cuando es un niño, y son los de un niño, cuando ya es adulto. El problema es el siguiente: quien financia éste film es Paramount, quien al parecer ha tenido varios choques con Fincher sobre el metraje filmado y su duración. Según cuentan en slashfilm.com, corría el rumor de que Paramount obligó desde un principio a Fincher a recortar muchas de las escenas ya filmadas de Benjamin Button, mientras Fincher obviamente no le daba ni gracia hacerlo. De una duración aparente de 3 horas y algo, el film parece haber sido recortado a 2 horas, y lo que quedó no es tan bueno como a lo mejor se espera. Según quien escribe en ese blog, ha quedado desilusionado con los primeros 20 minutos de metraje excibidos hace poco solo para la crítica. Narrativa lenta, escenas demasiada estáticas e imágenes que no decían mucho que digamos.
El rumor quedó confirmado en una entrevista a Kevin Eastman, creador de Las Tortugas Ninjas y publicista de Heavy Metal, uno de los proyectos que andan dando vueltas por allí para llevar nuevamente a la pantalla grande:

“Trajimos el proyecto a Paramount en Enero, y ya era hora de que nos confirmaran el proyecto, si lo producían o no, y nos dijeron que tenian un problema con Fincher, (quien era el director designado para Heavy Metal), querían reducir el tiempo de rodaje de Benjamin Button, y parece que le dijeron a Fincher “hasta que no hagas lo que nosotros queremos que hagas con Benjamin Button, no vamos a dar luz verde a ninguno de tus otros proyectos”. A lo que Fincher respondió: bien, jódanse, voy a llevar a Heavy Metal a algún otro lado”. Así que terminamos en la Sony”.

La época de oro de David Fincher desapareció, luego de Seven, y Fight Club, dos de las mejores películas de todos los tiempos, Fincher cayó en el experimento, en lo tradicional, en lo poco innovador. Está bien, naie creía en el éxito de un film de más de 3 horas, en blanco y negro, sobre el exterminio judío, a decir verdad puede llegar a ser film dificil de ver. Pero quien diría, no?.
Como siempre la veré en el cine, y aquí tendrán el review.

  • homeworks

    Me maravillé ante Seven y Fight Club, pero incluso estas obras están sustentadas por fórmulas comerciales que acaban por cansarle a uno cuando las ha visto en tantas y tantas películas. Dónde Fincher se rebeló y encontró a sus verdaderos seguidores fue con Zodiac. Esa película, aparte de ser la mejor obra de los últimos años cinematográficos, sirvió de ‘selectora natural’ para eliminar a todos sus falsos fans a la par que para determinar su auténtico estilo (la película es puramente estilo), estilo del cual estoy enamorado y en el que confío plenamente, generándome unas ganas tremendas por ver el estreno de Benjamin Button.
    Difícilmente podrá realizar un hito como lo fue Zodiac, porque por desgracia para los cineastas, el cine no es para los cineastas sino para el mercado…y el mercado no pide sutilezas ni tampoco calidad, sino entretenerse con un par de frases palaniukescas, y algún que otro argumento enrevesado… vamos, lo de siempre, historietas de amor hollywutienses o pretensiosas películas seudofilosóficas destinadas a teenagers…