Cine y TV

Perdidos, ciertamente

Review FinaleEl jueves pasado ABC trasmitió la season finale de la cuarta temporada de Lost, esa serie que el que no la disfruta, la sufre, y que va en camino de convertirse en todo un referente generacional gracias a un ininterrumpido rizo del rizo que ha llevado al mísmisimo Stephen King a pedir que, por favor muchachos, acaben de una vez.

Y es que lejos de resolverse, la trama de Lost, que (por si no lo sabes) gira sobre un grupo de sobrevivientes de un desatre en una isla muy particular, lejos de resolverse se dispersa como una pepsicola a la que se ha añadido una menta: como un surtidor de espuma. El problema está en que no sabemos si, una vez que la espuma baje, habrá algo a que hincar el diente.

Por que a nosotros, seguidores fieles de las andanzas de los Oceanic Six, los Otros, la Iniciativa Dharma y el siniestro Widmore, este último final de temporada nos ha dejado un tanto descolocados. Pero un tambaleo que lleva un mucho de preocupación y un muy poco de asombro.

Las temporadas anteriores tuvieron cierres que nos dejaron sin aliento, con aparatosos cliffhangers que nutrían la trama y nos ofrecían todo un paraíso de posibilidades (la luz de la escotilla que se encendía, la traición de Michael, el encuentro de Jack y Kate a la vera de un aeropuerto…), pero esta vez, con sólo dos temporadas más en puerta para contestar a los 50 y pico de misterios que la Isla tiene, le hemos encontrado el tercer pie el gato…

Y es que la solución de los grandes misterios de esta cuarta temporada (cómo y quienes salieron de la isla y por qué, quién está en el ataúd) nos supieron a improvisación, a obvias, a muy poco. Y nos tememos que el resto de las explicaciones que iremos encontrando a lo largo de los capitulos restantes serán así: muy por debajo de las expectativas que nos hicieron paladear.

Parece que nosotros, los espectadores de Lost, resultamos más ingeniosos que los guionistas de J. J. Abrahams. Todo este asunto de los viajes en el tiempo, si somos sinceros, a mí me sabe a recalentado del domingo.

Foto | Todo Series