Noche y Gastronomia

Pipa&Co: cómo adaptarse a los nuevos tiempos

Detalle Pipa&co

La crisis económica ha cambiado radicalmente el panorama culinario de las ciudades y algunas tendencias vienen tomando fuerza en los últimos tiempos al calor de la reducción de efectivo en nuestros bolsillos. Comedores y propuestas más informales, medias raciones, platos a compartir, menajes casuales, incluso medias copas, forman parte ineludible del panorama del ocio gastronómico en las grandes ciudades.

Si añadimos al coctel las tendencias sobre vida sana y saludables y una cierta obsesión por lo natural y dietético encontramos como resultado locales como Pipa&Co.

Situado en el norteño barrio madrileño de Chamartín, en concreto en la calle Paseo de la Habana 105, nos encontramos con una interesante propuesta que ha entendido muy bien las claves del éxito de muchos de los nuevos locales de Madrid.

Un diseño cuidado y desenfadado en el local, donde las vigas de metal juegan con los colores claros y pastel en mobiliario y paredes y donde además añadimos un original y elegante jardín climatizado capaz de crear un ambiente muy agradable.

En la propuesta culinaria un cierto aire a local para todo donde se puede desayunar o merendar desde unos muy buenos croissants caseros, pasando por una ensalada de fruta de temporada o unos más contundentes gofres con frutas y chocolate. Comidas y cenas que combinan propuestas de picoteo pasando por algunas consabidas ofertas como carnes tipo steak tartar, pescados en ceviches o tartares, buenas y delicadas pizzas, hamburguesas gourmets o frescas ensaladas y una pensada selección de vinos.

Buen producto y correcta cocina que en todo caso incide en una propuesta informal a precios más que contenidos. Por si no fuera poco, brunch dominical con un ticket ajustado, horario de apertura de 11 de la mañana a 2 de la madrugada y el súmmum del marketing llevado a la gastronomía: descuentos en locales adheridos por cada reserva para comer en Pipa& Co.

¿Alguien da más para sortear la crisis? Se admiten ideas.