Música y Teatro

Descargar música sale caro

Buy music

A pesar de que en Europa se ha puesto al ACTA y SOPA y acuerdos similares en puntos suspensivos, aún hay muchos juicios pendientes de las disqueras contra particulares que se subieron a la moda de bajar música. Uno de ellos acaba de recibir una sentencia muy pero muy ingrata, y está obligado a pagar.

675.000 dólares por descargar y distribuir 31 canciones

Joel Tenenbaun era un estudiante cuando hace 9 años fue demandado por diversas disqueras, que le demandaban un pago de miles de dólares en concepto de multas por infringir el derecho de autor. El tema se ha saldado casi una década después en una multa de 22.500 dólares por cada una de las canciones que Joel bajó y distribuyó a través de programas P2P.

La demanda ha dado todo tipo de subidas y bajadas desde que en 2003 Tenenbaum, que entonces tenía 20 años, recibiera la primera demanda. Entonces los abogados de las discográficas le demandaban un pago de 5.250 dólares.

Demandado por Sony, Atlantic Records y Warner Bros

Entonces, Tenenbaun se ofreció a pagar a una cantidad dentro de sus posibilidades: 500 dólares en total. Las disqueras se negaron, y según sus demandantes, el estudiante siguió bajando música durante todo el tiempo que duró el proceso.

En un primer momento, se consideró que la petición de las disqueras era excesiva, y los 675.000 dólares se habían reducido en un 90%, pero al final, esta última semana de agosto, los tribunales de Massachussets (Estados Unidos) fijaron al fin la multa definitiva.

Al respecto, Tenenbaum, graduado en física, ha dicho: “Como estudiante de postgrado no me puedo permitir pagar 67.500 ni 675.000 dólares. Pero la lucha está muy lejos de haber terminado”.