Cine y TV

¿Por qué Wonder Woman no debería ser una película? (III)

Lejos de ser cuestionadas, las heroínas han encontrado su sitial en la pantalla televisiva. Desde Dora la exploradora hasta Las Chicas Superpoderosas, pasando por She-ra, Buffy, Veronica Mars y Nikita. Cuando algún programa con protagonista femenina fracasa (como fue el caso de Dollhouse o Dark Angel), no se habla del rechazo del público por que se trata de una serie femenina, sino lisa y llanamente de que eran malos programas.

Además, y a favor del carácter que debería tener La Mujer Maravilla en este reboot, está la aceptación de las audiencias televisivas por personas femeninas que encarnaN un ideal profesional. Dana Scully estaba pensada como una suerte de Pamela Anderson, pero la interpretación de Gilliam Anderso la convirtió en uno de los personajes más memorables de la ciencia ficción en los X-Files. Lo mismo que Anna Torv está hacienda con Olivia Dunham en Fringe.

Así que votamos por un regreso de Diana a la pantalla chica, donde no sera juzgada como un experiment de género, sino como una serie, en un medio donde las mujeres talentosas (tras o frente a las cámaras) no son temidas por las audiencias.

Primera Parte | ¿Por qué Wonder Woman no debería ser una película?

Segunda Parte | ¿Por qué Wonder Woman no debería ser una película? (II)

Imagen | Lo que mis gafas ven