Libros

Publicarán novela inédita de Saramago

En 1952, un joven e inédito José Saramago entregó su primer novela, Claraboya, a un amigo con conexiones en el  mundillo editorial. El amigo y la editorial no sólo no la publicaron, sino que nunca tuvieron a bien responder a Saramago sobre su suerte, y perdieron el manuscrito.

Cuarenta años después, la editorial (cuyo nombre la fundación Saramago y sus herederos se cuidan de revelar), durante una mudanza, halló la novela perdida. Entonces, hablamos de 1992, con la fama y la obra del futuro Premio Nobel de Literatura bien cimentadas, quiso, ahora sí, publicar Claraboya.

Saramago, sin olvidar lo que consideró un terrible maltrato, se negó, y legó la novela a sus herederos, por si querían hacerse cargo de su publicación. Si quieres conocer más sobre la obra de José Saramago, considera acudir a algún curso de literatura.

Además de dejarnos una obra inédita del autor de El evangelio según Jesucristo, esta historia es una explicación del porqué este escritor autodidacta y de cuna humilde guardó un largo silencio, y hasta cerca de los 50 años comenzó a dar a conocer sus obras, de un deslumbrante humanismo y una poderosa utilización del lenguaje. Pasarían dos décadas antes de que Saramago volviera a intentar suerte con el mundo editorial.

En unos días, Claraboya podrá adquirirse en formado digital, y en la próxima primavera verá a la luz su traducción en castellano.

En tanto, y para abrir el apetito por esta obra primeriza de uno de los grandes escritores lusos, en el blog de Saramago se publicarán fragmentos. El reto para el lector es, a partir de ellos, descubrir que se narra en las páginas de Claraboya.

Generalmente, las primera obras de un autor suelen ser decepcionantes para quienes les siguieron debido a sus obras de madurez. Creemos que ante obras de la caladura de Memorial del Convento y La historia del cerco de Lisboa, la recepción de Claraboya debe ser cautelosa y anecdótica, y que el lector debe buscar la semilla del gran autor, más que sus logros futuro.