General

¿Qué son los medicamentos homeopáticos?

Homeopatia

La homeopatía es una terapia que se basa en el uso de medicamentos homeopáticos para abordar distintas enfermedades.

La fabricación de estos fármacos sigue un proceso diferente al de otros medicamentos, pero siempre de acuerdo con las normativas farmacéuticas recogidas en las farmacopeas vigentes y según las Normas de Correcta Fabricación.

Para entender bien cuál es el proceso de elaboración de un medicamento homeopático tenemos que partir de su principio base. En primer lugar, la homeopatía se apoya en la ley de la similitud, esto es, se basa en la aplicación de dosis mínimas de las mismas sustancias que en personas sanas provocarían los síntomas que se tratan de combatir. Lo que hace es generar una reacción en el organismo de forma natural, potenciando de este modo sus propias capacidades.

La individualización del tratamiento es otra de las características de este método terapéutico, pero ¿esto qué quieres decir? La homeopatía tiene en cuenta al individuo no sólo partiendo de la enfermedad, que evidentemente es crucial, sino viéndolo como un todo. Esto significa que el médico homeópata además de hacer un diagnóstico clínico, va más allá porque analiza al paciente teniendo en cuenta aspectos de su personalidad, de su estado anímico y de sus emociones o sensaciones.

Esta terapia considera que no hay una sola forma de ver al paciente por eso realiza un análisis tan exhaustivo del mismo, de modo que el diagnóstico y tratamiento es individualizado y trata al paciente de forma global.

La lista de medicamentos homeopáticos es muy variada, pues la homeopatía aborda desde trastornos comunes como la tos, los resfriados, la gripe…, donde destaca por ejemplo Oscillococcinum (puedes conocer la ficha del producto), hasta enfermedades crónicas como asma, alergias, dermatitis, ansiedad, para cuyo trastorno está indicado Sedatif; o infecciones de repetición que afectan a la garganta, los oídos o el sistema urinario; y también en el alivio de efectos secundarios de la quimioterapia.

Ante cualquier duda, lo más recomendable es que consultes con tu médico o farmacéutico que es quien mejor te puede indicar a loa hora de seguir un tratamiento u otro.

Etiquetas: