Libros

Queman libros en México

Como en los mejores tiempos de la Inquisición y de Friedrich Wilhelm, militantes del partido gobernante en México realizaron una bizarra quema de libros en la ciudad de León, estado de Guanajuato (México).

queman-libros-en-maxico

Con carteles en los que se leían lemas como “condón y masturbación no es la solución”, “biología sí, ideología no” o “SEP (Secretaría de Educación Pública) déjame elegir la educación sexual de mis hijos”, un grupo de airados padres de familia, miembros del grupo Suma tu voz, vestidos de blanco, se reunieron en la plaza principal de la ciudad, y tras declarar que apoyaban una “educación sexual basada en valores y nos manifestamos en contra de imposiciones ideológicas y sin perspectiva de familia”, procedieron a quemar libros de biología.

La razón de su protesta: la retirada de libros de biología de las escuelas públicas que obviaban la existencia de los órganos sexuales reproductores, y su sustitución por libros en donde los niños reciben los rudimentos de la educación sexual. Lo bizarro del caso: los miembros no quemaron esos libros “indecorosos” (los libros oficiales de Ciencias 1, Formación Cívica y Ética II, así como el de Biología l), sino otros (la noticia original no precisó cuáles), pues a de cir del diario Milenio  ninguno de sus hijos asiste a las escuelas públicas.

Algunos de los argumentos de Suma tu voz:

a)“Se necesitan más valores, reglas y una conducta que lleve a los chicos a tomar decisiones condensadas, es decir, que los métodos anticonceptivos sean considerados un recurso”. (Sí: decisiones condensadas.)

b)“Los defensores de los derechos sexuales y reproductivos aplauden la legalización de la pederastia… género es igual a desintegración familiar, es igual a aborto”

Desde aquí, festejamos el éxito de Suma tu voz: sus acciones son un argumento irrebatible para evitar cualquier forma de reproducción de la raza humana… y del pensamiento condensado.

Fuente | Milenio

  • alex

    Ah chinga? que no es el PAN el que imprimió el libro quemado de Biología I, ¿o la SEP es dirigida por un perredista? Por cierto, los libros quemados fueron Ciencias 1, Formación Cívica y Ética II, así como el de Biología l, todos de la SEP, pues aunque parezca increíble, los que van en privadas también tienen libros públicos, no es cosa de magia conseguirlos.

    No lo sé, suena un poco estúpido eso de panistas queman libros que sacaron panistas. Lo obvio es que no es cosa de partidos sino de grupos ideológicos particulares. Por cierto el grupo ese de retrógradas mochos es “Suma tu Voz” y no “SumaVoz” y está relacionado con Provida. Cierto que muchos de ellos podrán estar de acuerdo con el PAN porque allá también abundan los mochos, pero no hay que quitarle el mérito al gobierno federal por haber impreso esos libros que otros tarados quemaron.

  • Alberto

    La intolerancia y la hipocrecia de estos “preocupados” padres de familia, pues que ellos acaso nacieron magicamente, por favor la sexualidad es algo natural y mientras mas informacion tengan nuestros jovenes mejor, es preferible que conoscan el condon a que por ignorancia se contagien de una enfermedad en algunos casos mortal.
    Que mentalidad mas estupida la de esa gente… no olviden que los nazis asi empezaron :-/

  • Oscarluv

    Gracias por la precisiones, Alex., ya las he añadido en el post.
    Saludos.

  • maria cristina

    inconcebible. Pero en estos tiempos de mercantilismo desatado, si hay algo que se desprecia son los libros.Del tipo que sean, y si por casualidad tales libros hablan de sexo entonces ya es el colmo de los colmos.el oscurantismo y la represion del que hacen gala dichos personajes tendran su justa retribucion cuando sus hijos no sean las personas que ellos esperan, porque cualquier hijo de tales personajes solo podra ser lo que ve en ellos. Es decir, un sujeto que ex iste; nunca un ser humano que ama la vida y todo lo que ella implica (sexo entre otras cosas).

  • Martín Maya

    Sólo como acotación: bizarro en español significa ‘valiente, gallardo’. Lamentablemente lo malusamos del anglicismo ‘bizarre’, que efectivamente significa ‘raro, extraño’.