Cine y TV

Reality francés premia la humillación

Dilemme, un reality de la cadena francesa de televisión W9, ha llegado al límite poniendo a prueba la dignidad de sus concursantes. Por un premio de 300.000 euros, los participantes deben someterse a retos que no significan otra cosa que rebajarse a conductas vejatorias indignas de un vídeo sadomasoquista.

En una de las últimos episodios una de las participantes, Ophélie Kelly, fue obligada a convertirse en la mascota de otra participante para que su equipo ganase puntos.

Bajo el reto, Ophélie tuvo que usar un collar, ser paseada con una correa atada al cuello, comer de un recipiente para mascotas…

Aunque superó “el desafio”, Ophélie abandonó el concurso pues sintió que “había dejado de ser ella misma”.

Las autoridades responsables de los contenidos audiovisuales en Francia han lamentado que una persona haya sido despreciada “al nivel de un animal, recibiendo un trato humillante y degradante“. En un horario de máxima audiencia.

La productora de Dilemme, Alexia Laroche Joubert, declaró que ella, a diferencia de Ophélie, no aceptaría someterse a una prueba similar.

Fuente: Diario de Mallorca
Imagen: Mi Desahogo