Libros

Recordando a Bradbury: reseña de "Farenheit 451"

La semana pasada falleció Ray Bradbury, maestro de las letras contemporáneas que marcó un antes y un después en la literatura de ciencia ficción. “Farenheit 451” es una de sus obras más reconocidas y la ganadora del Premio Hugo a la mejor novela en 1954. A continuación te traigo una reseña sobre este interesante relato futurista de Bradbury.

Cualquiera podría pensar que la humanidad avanza hacia el progreso, hacia la adquisición de la sabiduría y hacia la evolución del intelecto. Sin embargo, muy lejos está ese pensamiento del futuro que Bradbury propone en “Farenheit 451”. En ese futuro vive Montag, un bombero que, por orden del gobierno, tiene la misión de quemar libros. Los gobernantes aseguran que los libros generan angustia y por eso deben ser exterminados.

Montag comienza a tener dudas sobre ciertas cuestiones cuando conoce a Clarisse, una mujer que se plantea interrogantes y tiene sus propios ideales que son muy distintitos a los del gobierno de la sociedad de ese momento. Montag comienza a cuestionarse su felicidad y su relación con su esposa a partir de conocer a Clarisse y empieza a ver que la quema de libros está lejos de ser un hecho que aleje la angustia.

Este magistral relato de Bradbury toma su nombre de la temperatura a la que arden las páginas de los libros (equivalente a 233 grados Celsius) y es una abierta crítica a la censura que propuso el Macarthismo durante la década del ’50 en varios libros, al mismo tiempo que critica la quema de libros que llevó adelante el régimen nazi apenas tomo el poder en Alemania.