Cine y TVEventos

Recuerdos del 11S

Este fin de semana se cumplen 10 años del cruento atentado contra  las Torres Gemelas, en los que perdieron la vida 2.573 personas, después de que dos aviones comerciales impactasen contra los edificios que eran el centro de la vida comercial de Manhattan, y símbolo de la esencia del Libre Mercado.

Los atentados, ante todo, fueron realizados para ser mostrados, y decenas de cámaras (de televisoras, particulares, bomberos, policías…) legaron un testimonio imborrable del horror, que también era parte de la jugada de los autores de los atentados: dejar claro que, ni en el corazón de los Estados Unidos, existe la certidumbre de una vida segura.

La vida no es la misma después del 11 de septiembre, se sea norteamericano o no. Tampoco la televisión es la misma después de la caída a plomo de las torres, de las imágenes de las personas atrapadas en los pisos superiores, del impacto de los aviones contra los frentes acristalados de los gigantes.

La tele no es la misma: fue usada para abrirnos los ojos y a obligarnos a presenciar el horror.

  • José Hernández Millán

    VIVENCIAS DEL 11 DE
    SEPTIEMBRE DEL 2.001

     

    Nosotros estábamos allí, somos un matrimonio residente en
    ALTEA (ALICANTE).

                           Pasamos en NUEVA YORK
    una semana de vacaciones. Teníamos varias visitas contratadas, entre ellas
    visitar  LAS TORRES GEMELAS Y WASINGTON,
    la primera el día 11 y la segunda el día 12. La noche del día 10 nos dice el
    guía de nuestra agencia que si queríamos nos adelantaban la visitas de las
    TORRES GEMELAS aquella misma noche; nosotros accedimos y así adelantábamos un día
    y no tendríamos que madrugar el día 11. Aquella noche llovió una barbaridad;
    pero al final amainó y pudimos contemplar por dentro y por fuera su
    magnanimidad, pasamos una media hora en el mirador de la última  planta, por cierto cuando dijo el guía que
    saliéramos yo me hice el remolón y salí el ultimo del grupo a la calle, tras de
    mí los vigilantes cerraron las gruesas 
    puertas metálicas del edificio. Antes de salir le comente a los
    vigilantes si había algún peligro de que por un atentado se pudieran destruir y
    me dijeron que era imposible, porque los ingenieros japoneses que hicieron los
    planos, usaron materiales indestructibles. GRACIAS A DIOS, salvamos la vida, pues
    la visita contratada era para las 9 h. del día 11.

                   
    Aquella mañana del día 11, nos levantamos a las 8 h. desayunamos en la
    cafetería de Hotel HEIDY PARK, donde pernoctábamos, sobre las 9` 30h. Escuchamos
    un estruendo muy fuerte, mi mujer se sobresalto y dijo que barbaridad, a mi me
    recordó el estruendo  de unos bidones metálicos
    vacios que caen al suelo de una gran altura, seguimos desayunando y regresamos
    al hotel, siempre a   esta hora   a
    nuestros hijos en ALTEA.

                  Hablamos
    con CRISTI una conversación normal; pero MARICARMEN, estaba muy asustada y
    llorando nos dice que han destruido las dos TORRES GEMELAS y como sabían que
    era el día de nuestra visitas a ellas temían  que estuviéramos visitándolas. Nosotros no
    sabíamos nada, subimos a nuestra habitación y pusimos la televisión y nos
    enteramos de todo. El tiempo pasaba y las noticias cada vez eran más  confusas, también salió el atentado sobre
    WASINGTON, decían que quedaba un avión incontrolado secuestrado volando y podía
    caer en algún edificio alto de NUEVA YORK, hablaban los locutores  y políticos de una guerra declarada a los
    ESTADOS UNIDOS y aconsejaban evacuar los grandes edificios y salir a cielo
    descubierto. Se cierra el espacio aéreo.

                  Como estábamos en la avenida
    BRODWAY  travesía con la calle 57, muy
    cerca de CENTRAL PARK, nos fuimos allí, pasamos el día, comimos y al atardecer
    regresamos al hotel yo escuchaba las noticias en mi  pequeño radio. Había tranquilidad por todos
    sitios, muchas sirenas  y coches de
    policías.

    Ya en la habitación,
    conectamos la televisión  y las noticias
    seguían siendo las mismas de  tétricas y
    pesimistas. Esa noche no salimos cerraron los espectáculos.

                                                     
    JOSE HERNANDEZ MILLAN

                                                      MARIA
    TERESA ABRIL TENA