Cine y TV

Review – Gangster Americano

American Gangster
Se ve que la particularidad de los últimos tiempos en el cine, y más particularmente entre los afamados directores que han marcado época en otros tiempos, es la seriedad cinematográfica, independientemente de lo que hayan hecho con anterioridad.
De la misma forma que con Spielberg y su floja Munich, o David Fincher con Zodiac, Ridley Scott nos trae Gangster Americano, protagonizada por Denzel Washington y Russell Crowe.
En medio del desastre económico y social que Vietnam resultó ser para EEUU, Frank Lucas termina heredando el imperio mafioso de su jefe. Muy lentamente, y utilizando sus contactos en Vietnam, en muy poco tiempo termina siendo el dealer más famoso y rico (y odiado) de Harlem, y casi de toda EEUU.
No se trata del mejor trabajo de Scott, ni tampoco de Washington, aunque Crowe goza de pequeños momentos de brillantez en algunos momentos del film, sin embargo me parece que la gran falla del film es la falta de incapié en la decadencia total de la sociedad a partir de la segunda mitad de la película, la cual desde el principio queda muy bien en claro, sin embargo en algún momento deja de ser lo importante del discurso, y la narrativa termina dando vueltas sobre una simple persecución investigativa entre policía y mafioso.
Me parece importante reveer la filmografía de Scott para llegar a la conclusión de que American Gangster no es ni cerca su mejor film. Luego de auto catapultarse a la fama con Alien en 1979 y torciendo cruelmente el cine de Ciencia Ficción con su narrativa paranoica silenciosa y ominosa, volvió a ubicarse en 1982 en la punta de la montaña con Blade Runner, catalogada hasta el día de hoy como el mejor film de ciencia ficción de todos los tiempos. Luego con Legend, dirigiendo a un Tom Cruise adolecente, incursionó en cuentos de hadas y demonios (el mejor demonio de la historia del cine). Años despues y abandonando el género que le dio la fama, dirigió a Geena Davis y a Susan Sarandon en el film feminista Thelma & Louise, entrando asi a la categoría de “directores merecedores del Oscar”.
Ese momento llegó con la épica historia de un soldado convertido en esclavo, y luego convertido a Gladiador, donde Russell Crowe se pone por primera ves bajo las órdenes de Scott y es llevado hasta la punta más exitosa de su carrera.
Hannibal, una errante secuela de El Silencio de los Inocentes donde se encuentra a un Scott algo aburrido y carente de intriga, aunque se lo puede ver otra ves incursionando en géneros nuevos, como el terror psicológico.
Black Hawk Down, La Caída del Halcón Negro no será su mejor film, pero lo lleva a formar parte de los grandes directores de cine bélico y de guerra.
Quizá el producto más extraño de su filmografía sea Matchstick Men, aquí bautizada como Los Tramposos, donde Scott incursiona en el género de la comedia. Nicolas Cage interpreta a un embaucador obsesivo que se reencuentra con su supuesta hija, quien quiere aprender sobre el oficio. Sorpresiva, simple, y bastante cómica, éste film rompe con su filmografía particular.
Kingdom of Heaven, o Cruzada, fue un paso en falso de Scott aunque realizativamente casi perfecta, lo lleva otra ves al drama épico, aunque sazonado con problemas religiosos demasiado actuales como para llegar al éxito.
A Good Year  lo coloca otra ves al mando de Russell Crowe aunque sin llegar a dar el efecto deseado. Hasta llegar así a American Gangster.
Tal ves luego de ver su vasta filmografía, entiendan lo que quise decir con que éste film, es como Munich de Spielberg, o Zodiac de Fincher. O sea, un film que se sale de su estilo, de lo que le dio el lugar de Director con mayúsculas, y que solo sirve para incursionar en estilos más serios, más reales. Yo por lo pronto, seguiré esperando a que Scott retome otra ves el género que lo vio nacer y que tan bien le sale.
Actualmente Ridley Scott está trabajando en Nottingham, otra ves Robin Hood llevado al cine.

Etiquetas:
  • http://alt-tab.com.ar Guillermo

    Entiendo tu punto, y lo comparto.
    Tampoco es el mejor film de Denzel (me quedo con Training day o incluso Man on fire), ni tampoco el de Rusell, que la rompió en varias, pero me quedo con Beatiful mind.
    Lo que no comparto, es que si bien no és una película que va a ser un clásico, no deja de ser muy buena en general.
    La escena donde está desayundando, y se levanta a matar al otro mafioso, es tremenda!
    Excelente review Esteban, saludos.

  • http://lrvisual.net/blog esty

    Eso es cierto, tiene muy buenos momentos, pero me resultó muy plana, y hasta pesada en otros.