Cine y TV

Review – Wall E, otra joya más

Walle2
Llegó por fin a Córdoba, y a toda la Argentina, el estreno tan anticipado del año. Wall-E, el último trabajo de Pixar está en todos los cines y como no podría ser de otra manera como buen cinéfilo, allí estuve haciendo fila casi primero en el estreno.
Si quieren la versión corta y rápida del review: es una muy buena película, vayan al cine, veanla, no los va a defraudar en ningún momento, y van a salir con una gran sonrisa en la cara, síntoma de que acaban de ver un excelente film. Ahora, si quieren la versión larga, sigan leyendo.
Andrew Stanton, su director, demuestra una ves más que como creador de personajes e historias, la maneja como un maestro. Con una profundidad casi personal, una emotividad brillante apuntando a la ternura, una dimensionalidad humana digna de un maestro, los personajes llegan a ser tan fuertes que es imposible no doblegarse frente a sus presencias en la pantalla.
Recuerdo cuando estudiaba cine, en que uno se trastornaba constantemente buscando “la historia” del personaje, la clásica pregunta de “¿qué ha estado haciendo el personaje durante todo éste tiempo?”. Stanton lo resuelve a los primeros 10 minutos de film de manera brillante, nos queda claro sus deseos, sus anhelos, sus sueños, sus necesidades, sus cualidades.
El quiebre del film viene dado por la llegada del personaje femenino, Eve, quien goza de una personalidad que hasta parece encajar perfectamente con nuestro heroe, y no de una forma cliche, común, sacada de cuelquier película de amor. Eve complementa opuestamente a Wall-E creando una relación muy poco común: Wall-E es curioso, infantil, fragil, pacifista. Eve es violenta, fuerte, maternal, sofisticada. Entre los dos, crean una relación que encaja perfecto.
Con respecto a la historia, pocas veces he visto un mensaje tan claro sobre el consumismo, la ecología, y sobre el camino que la humanidad podría llegar a llevar en 700 años. Desde la primera toma está claro, las montañas de basura son más altas que cualquier edificio. Y Wall-E es el encargado de recojerla, compactarla, ordenarla, apilarla. Casi al final del film, llegamos a ver quienes son los robots encargados de hacer lo mismo, 700 años después. Gigantes robots compactadores lanzando basura al espacio, el problema ahora requiere más que un pequeño robot compactador.
La sociedad, inmersa en un ritual consumista olgazán nos marca la rutina social de lo automatizado, de no tener que hacer nada, de lo creado por medio de máquinas obsesivas que lo hacen todo por uno. Y Wall-E aportal o humano, lo olvidado.
Con un aire muy a Nemo, Pixar pasa otro año más creando el film perfecto para el entretenimiento, para quedarnoos pensando en la cantidad de films millonarios y malos que afloran hoy en día, y a veces es tan simple crear un producto tan atractivo. Solo hay que ponerle alma.

  • http://ferticidio.com ferticidio

    Coincido totalmente con tu articulo. Es una película digna de ir a ver…
    Pero a mi entender te falto algo… Mencionar el corto que esta antes de la película: Presto. Otra joyita… Es impresionante lo que te pueden hacer reír con un poco de imaginación.
    Saludos

  • http://lrvisual.net/blog esty

    no lo incluí porque quería hacer un post aparte con Presto. Ya en ésta semana lo hago.
    Saludos y gracias por pasar.