Cine y TV

Revolutionary Road: un naufragio sin sobrevivientes

Revolutionary Road Un Naufragio Sin SobrevivientesRevolutionary Road (Sam “American Beauty” Mendes, 2008) significa el reencuentro, 11 años después, de la pareja que puso de moda el pararse de pie con los brazos levantados en la punta de los trasatlánticos, y es, al igual que Titanic, la crónica de un naúfragio.

Si aquella narraba la destrucción de las expectativas del progreso y el libre mercado encarnados en el barco más grande del mundo, Revolutionary Road relata otro hundimiento: el de la mujer bajo los estereotipos y las imposiciones sociales.

Abril y Frank, una actriz fracasada y un oficinista sin ambiciones, se conocen en una fiesta y tras un breve romance, se casan, tienen hijos, compran una hermosa casa blanca… Pero en el tránsito su relación se enfría, las ambiciones teatrales de Abril quedan olvidadas, se ven sometidos por una rutina que incluye la relación de Frank con una compañera de trabajo…

Tras una terrible discusión, April propone un plan desesperado: dejarlo todo y huir a Paris. Ella conseguirá trabajo como secretaria, y él podrá dedicarse a encontrar su verdadera pasión. Las palabras que Abril le dirige a Frank constituyen uno de los parlamentos más conmovedores de los últimos tiempos: “Eres lo más hermoso del mundo: Un hombre.”

Pero ese plan de fuga pronto se revela imposible, y el precio que April ha de pagar por atreverse siquiera a plantearlo será terrible.

Cine con mayúsculas, y cine feminista. Todo un banquete de actuaciones.  Ni Jack ni Rose van a sobrevivir a este naufragio, pero no les hace falta un iceberg para ofrecernos un drama profundamente humano y vigente, aunque su historia se ubiqué en los cincuenta, y en Connecticut.

A todos París nos queda lejos.

(Revolutionary Road, dirigida por Sam Mendes, y protagonizada por Leonardo DiCaprio y  Kate Winslet, se estrena el viernes 23 de enero en España. Kate Winslet recibió un globo de oro por su papel como April.)

Imagen | Random House