Música y Teatro

Roban la lápida de Ian Curtis

Ian Curtis

Ian Curtis fue el legendario cantante de la banda Joy Division, pilar fundamental para todo lo que sería la movida dark británica de los años 80s y basa principal del after punk inglés de fines de los 70s. Tristemente recordado por su prematuro suicidio, parece que el gran músico, que le pusiera voz a himnos como “Shadowplay”, “Love will tear us apart” o “Transmission” ni siquiera puede descansar en paz, ya que fue robada la lápida del cementerio donde yacen sus restos.

Según informaron desde la BBC de Londres, la lápida que contiene la leyenda “Ian Curtis 18 – 5 – 80″ y “Love Will Tear Us Apart” (en honor a la canción del mismo nombre), fue extraída la pasada semana del sitio donde estaba enclavada en el cementerio de Macclesfield, Inglaterra, lugar natal del líder de Joy Division. Se desconoce aún quienes han sido los que cometieron el hurto y también la finalidad del mismo.

Ian Curtis, de esta manera, es noticia por segunda vez en lo que va del año. Sumado al estreno de “Control”, la película del fotografo oficial de la banda, Anton Corbijn, que retrata la vida del espástico cantante de la banda, ahora se suma este desagradable y escabroso suceso.

Vale recordar que Joy Division fueron fundamentales para toda la evolución de cierta música con tintes oscuros que tuvo la Inglaterra de por aquel entonces (finales de los 70s y prinicipios de los 80s), ganando una dimensión mítica en estos últimos años. Las películas “Control” y “24 hour party people” (Michael Winterbottom) se han encargado de ponerlo en dicho sitio, además, claro está, de sus impresionantes cualidades como músico.

Luego de su muerte, como es sabido, sus compañeros de banda formaron New Order. Pero esa es otra historia que no tiene que ver, de momento, con este robo infundado. Ya ni siquiera los ídolos tienen derecho a reposar eternamente en paz.

Fuente e imagen: Pitchfork