Cine y TV

Royal Pains: el McGyver de la medicina

Un médico, Hank (Mark Feuerstein), toma una decisión: prefiere atender a un basquetbolista que a un magnate, y la alternativa no le hará más facil la existencia: pierde trabajo, novia y la posibilidad de trabajar en cualquier hospital. Su hermano Evan (Paulo Costanzo) para sacarlo de la depresión que le provoca tan ominosa caída, y lo lleva a Long Island para colarse en una exclusiva fiesta de la mafia en una impresionante mansión.

royal-pains-el-mcgyver-de-la-medicina

Durante la bacanal, Hank atiende y salva a una de las top model concurrente, que se colapsa, y con ello se gana el favor del dueño de la mansión, Boris Rabanisch (Campbell Scott), un potentado que puede ser alemán o ruso, pero que definitivamente vive de negocios poco ortodoxos. Boris paga a Hank el favor recomendándolo a todos sus socios, que como él mismo, valoran a un médico que atiende y se calla la boca.

Como es de esperarse, Hank utiliza su nuevo estatus de médico gonzo para enamorar a la administradora idealista de un hospital público y abrir, por su cuenta, una clínica gratuita…

Sin embargo, el atractivo de Royal Pains (producida por el canal de cableUSA) no es tanto su historia como la presentación de los métodos de Hank, quien lejos de la comodidad de los consultorios debe practicar una medicina a lo McGiver: inmovilizar fracturas con bolsos de mano, suturar heridas con cinta de embalar, realizar punciones con navajas suizas…

Digamos que Royal Pains (Dolores reales) es como una versión Fringe de ER. Y la idea (visto el piloto) nos gusta.

Royal Pains no tiene fecha de estrenos en el mundo de habla hispana,

Fuente | All Series Marcela