Cine y TV

Scott Pilgrim contra el Mundo

arrives at the "Scott Pilgrim vs The World"  World Premiere

Scott Pilgrim (Michael Sera), está una relación más bien abúlica con una chica oriental, es un joven y apocado músico canadiense que, un buen día, conoce al amor de su vida: Ramona (Mary Elisabeth Winstead). Las cosas, en un primer momento, parecen fáciles: Ramona es una recién llegada al pueblo, le encanta Scott, y la novia oriental parece no necesitar del trámite del corte para desvanecerse. Sin embargo, nada es lo que aparenta: los 7 ex novios de Ramona llegan al pueblo para enfrentar al pobre Scott en batallas épicas, y la novia oriental jura una vendetta sobre el infiel guitarrista.

Eso es, más o menos, lo que ocurre en la película dirigida por Edward Wright, basada en un manga de Bryan Lee O´Malley. La novedad pasa por que, a mitad de lo que parece otra película adolescente más, el estilo visual de Scott Pilgrim se emparenta con el de los videojuegos, y cada combate de Scott contra los ex novios de Ramona se da en una copia de la iconografía de Street Fighter.

El chiste, desgraciadamente, se agota pronto,
y a pesar de algunas divertidas pinceladas (hasy hasta un homenaje a Seinfeld) la canibalización de cuanto género y videojuego hay en el Universo no bastan para hacer una buena comedia, y Scott Pilgrim pierde contra el mundo, aunque uno se lo pasa bien mientras dura.