Libros

Se venden más lectores electrónicos que eBooks

Los lectores empedernidos observan una conducta que es muy habitual: atesoran más libros de los que pueden leer. Sin embargo, al menos en España, cuando el hábito de la lectura se traspasa al entorno digital las cosas son un tanto diferentes: se venden más lectores electrónicos que libros en soporte digital.

En una cifra que debe ser estudiada por los cursos de literatura, se vaticina que de seguir la tendencia actual en la compra de eReaders y eBooks, en el 2012 se habrán vendido en España cerca de 280 mil lectores digitales… pero sólo 200 mil libros electrónicos.

Sí: en España se comprar más dispositivos para leer que textos.

Este fenómeno se explica desde las cúpulas editoriales a partir de dos factores: poca y mala oferta de libros digitales y la piratería.

Los consumidores de libros digitales se encuentran con una oferta escasa de libros electrónicos, con precios muy cercanos a los libros de papel, y con procesos de compra largos y azarosos, además de restricciones en sus uso, debido a programas protectores del derecho de autor, que impiden su paso de una marca de lector a otro.

En ese torpe entorno de competencia editorial, la piratería resalta sin problemas, rebasando en un 77% a la oferta legal. ¿Se puede culpar a quienes prefieren esta alternativa si la legal es tan mala?

El parque actual de 440.000 lectores digitales es una base que las editoriales no han sabido aprovechar. Una torpeza que se agrava con la fe que los profesionales del sector han colocado en la ominosa Ley Sinde, congelada por esta administración.