Cine y TV

Sexo en Nueva York decepciona y fascina

Sexo Nueva YorkLa derivación de Sex in the City, la otrora serie estandarte de la feminidad de fin de siglo (con esa imagen de una mujer productiva, dueña de sí misma, que lo mismo lee a Truman Capote que se gasta mil dólares en unas zapatillas Manolo, pero no por ello es menos víctima de la honestidad de sus pasiones) ha provocado desde su estreno en Estados Unidos hace dos semanas mareas encontradas de idolatría y decepción.

La película protagonizada por Sarah Jessica Parker, Kim Cattrall, Cynthia Nixon y Kristin Davis ha inspirado una campaña que ha saturado Nueva York, inspirado un tour por los escenarios de la serie (a cargo de On location, 10 horas incluyendo el visionado del film) y recaudado sólo en su primer fin de semana 44 millones de euros, gracias a una fiel audiencia compuesta en un 85% de mujeres que, en muchos casos, y cual fans de El Show de Horror de Rocky, asistieron a las salas vestidas como sus heroínas (son ese desparpajo de colores y telas que sólo se encuentra en la ropa de marca muy cara), y de no ser así por lo menos llevaban camisetas negras con el título de la película en glamurosas letras rosas.

A contracorriente de esta fascinación, esta la voz de los críticos que ven demasiados peros en una película que sí, dura dos horas y media, pero más que un film parece una seguidilla de cinco episodios de la serie, y ni siquiera de los mejores. Eso por no mencionar que no aporta nada nuevo, y machaca de nuevamente con el sensiblero mensaje de la serie: “En esta ciudad es fácil tener sexo, pero lo que todo el mundo busca es amor”.

Sin embargo, desde aquí aplaudimos una película que (por primera vez) tiene por protagonistas a cuatro mujeres de más de 40 años decididas al feliz ejercicio de su feminidad.

En todo caso, la última palabra la tienes tú. Sexo en Nueva York se estrena en España el próximo 20 de Junio.

Fuente | El País

  • Pingback: La mejor inversión, un buen armario | Blog Interiorismo