Cine y TV

[Sitges 2013] ‘Grand Piano’ – Ese cine español

Póster 'Grand Piano'El pasado viernes 11 de octubre la película española ‘Grand Piano de Eugenio Mira, era la encargada de abrir, en la ceremonia de inauguración, la 46ª edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya (Sitges 2013). Una cinta producida por Rodrigo Cortés (‘Buried’), protagonizada por Elijah Wood y de aire “Hitchcockniano”, cuyo ritmo in crescendo nos atrapa desde el principio.

El cineasta y músico Eugenio Mira dirigió en 2010 ‘Agnosia’, una película que me gustó muy poco y de la cual escribí una crítica nada amable, pero a la cual debo reconocerle el intento de hacer un cine español diferente. Un cine español que huye de los temas de siempre, de la estética de siempre. Un cine español que sabe mirar sin complejos al cine americano y trata sin vergüenza de llegar hasta su nivel de calidad. Un cine español que miramos orgullosos y con el que tristemente, por lo que implica, todavía soltamos aquello de “¡Ostras! No parece española”. Otro ejemplo de ese cine español fue ‘Buried’ (2010), aquella cinta protagonizada por Ryan Reynolds en la que un hombre despertaba para descubrir que se encontraba encerrado en el interior de un ataúd y enterrado varios metros bajo tierra. Rodrigo Cortés, director de aquella cinta, ejerce junto a Adrián Guerra como productor de ‘Grand Piano’ otra de muestra de ese cine español del que os hablo.

Póster 'Grand Piano'Grand Piano’ cuenta la historia de Tom Selznick, un prometedor pianista que se retiró tras cometer un garrafal error tratando de ejecutar una de las composiciones de su maestro y tutor, a la que se conoce como ‘la pieza imposible’. Cinco años después, el maestro ha fallecido, y Selznick vuelve  a los escenarios en un evento organizado por su esposa, una actriz que pasa por el mejor momento de su carrera. El montaje no ha reparado en gastos, y para la actuación se ha movido hasta el escenario el propio piano del fallecido gran compositor, en el cual Tom ensayaba cuando era joven. La noche del pianista se tuerce cuando, en mitad del concierto, encuentra un mensaje escrito a mano en su partitura: “Si fallas una nota, estás muerto”. Un puntero láser es suficiente para que Tom se dé cuenta de lo que está ocurriendo: Un francotirador está escondido en uno de los palcos, dispuesto a apretar el gatillo si no accede a sus peticiones.

La principal virtud de ‘Grand Piano’ es su ritmo. La acción no tarda demasiado en ponerse en marcha y enseguida llegamos al concierto, ese momento clave en la película. Cómo Eugenio Mira sabe combinar la música clásica, la solemnidad del escenario y la situación por la que pasa el protagonista hace al espectador engancharse con gran interés a la película. El protagonista, excelentemente ejecutado por Elijah Wood, es el centro de todas las miradas, tiene todo el peso sobre sus espaldas, teme fracasar de nuevo, y además está metido en una angustiosa situación de la que no parece posible salir airoso. La primera mitad de la película es un in crescendo constante y a “toda pastilla” que nos lleva a pensar que, de seguir en una escalada de intensidad así, el final será algo realmente apoteósico, pero no ocurre.

Desgraciadamente esa escalada inicial se vuelve llana a mitad del filme y comienza un pequeño descenso en el tramo final. De haber logrado mantener ese ritmo e intensidad durante toda la película, de haber ido siempre hacia arriba, podríamos estar hablando de una película de cinco estrellas.

Póster 'Grand Piano'Otro problema radica en el hecho de que el protagonista no permanezca “atado” al lugar en el que está, el piano. La sensación de vulnerabilidad, de indefensión y exposición, tanto ante la audiencia como ante el antagonista, pierde fuerza si el protagonista es capaz de abandonar su taburete y ocultarse entre bambalinas, como sucede. Imaginad como hubiera sido ‘Speed’ (1994) si Sandra Bullock hubiera podido parar un segundo para bajar a hacer pis. Pues eso.

Además, la resolución final del conflicto es sencilla y convencional, lo que le hace perder un poco de fuerza al desenlace. ‘Grand Piano’ merecía un final apoteósico, un clímax que le permitiera acabar por todo lo alto.

A pesar de estos detalles que, en opinión de quien escribe, la hubieran convertido en una película excelente, hay que decir que ‘Grand Piano’ es una cinta de impecable factura. Recomendada, emocionante, visualmente interesante y entretenida. Ese cine español del que sentirse orgulloso.

4 estrellas4

Título original: Grand Piano. País: España. Año: 2013. Duración: 90 min. Género: Thriller. Estreno en España: 25 octubre 2013.