Cine y TV

[Sitges 2013] ‘La última llamada’ – Halle Berry contrarreloj

Póster 'La última llamada'Otra de las películas que nos dejó, el pasado domingo 13 de octubre, el 46º Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya – Sitges 2013 fue ‘La última llamada‘. Esthe thriller trepidante dirigido por Brad Anderson y protagonizado por Halle Berry nos mantiene en una tensión constante desde el punto de vista del servicio de emergencias de Los Ángeles. Una lástima que al final pierda verosimilitud.

El director norteamericano Brad Anderson consiguió el premio a la mejor dirección en Sitges 2001 con ‘Sesión 9’, una cinta de terror que lo cierto es que a quien escribe no le gustó demasiado. Más conocido por ‘El Maquinista’ (2004), Anderson ha vuelto a asomar la cabeza este año por el festival con ‘La última llamada’, un trhiller de ritmo frenético que sigue el trabajo diario del servicio de emergencias que hay detrás del teléfono 911 en la ciudad de Los Ángeles.

Imagen de 'La última llamada'El argumento se centra en Jordan Turner (Halle Berry), una operadora veterana  del servicio de emergencias que un día comete un error debido al cual una joven es asesinada. El golpe será muy duro para ella, pues se siente responsable, y desde ese momento abandonará la primera línea para dedicarse a la formación de los novatos. Sin embrago, algún tiempo después, una joven (Abigail Breslin) es secuestrada y llama a emergencias desde el interior del maletero de un coche. Jordan se verá obligada a ponerse al teléfono y empezará entonces una cuenta atrás en la que ella y Casey (la joven secuestrada) tendrán que trabajar juntas para que la policía pueda localizar el vehículo antes de que sea tarde. Los miedos de la operadora aflorarán cuando se dé cuenta de que el secuestrador (Michael Eklund) es el mismo que asesino a aquella otra joven a la que no pudo salvar.

Imagen de 'La última llamada'En ‘La última llamada‘ resulta original que la protagonista pertenezca a una profesión que no se nos suele mostrar a menudo en esta clase de historias. Sabemos cómo trabajan los policías, los bomberos o los doctores, pero en esta ocasión en lo que nos centramos es en el trabajo de esos teleoperadores que están al otro lado del teléfono cuando alguien llama al 911.  El filme nos muestra su día a día en una ciudad tan concurrida como Los Ángeles, donde las llamadas igual provienen de una mujer a la que se le ha colado un murciélago en casa como de un suicida a punto de saltar desde lo alto de una azotea. Su forma de hablar con el afectado, las decisiones que toman o lo rápido que son capaces de tomarlas, todo cuenta a la hora de atender una llamada. Esta tensión constante y la carga psicológica que supone para ellos queda reflejada en esta cinta que no nos da ni un segundo de tregua y que cada vez que parece cerca de su resolución, aparece una nueva complicación. Creo que el ritmo y el suspense prolongado son las mejores armas de la película para captar la atención del público, así como unas interpretaciones que, tanto en el caso de Halle Berry como de Abigail Breslin, son solventes y transmiten de forma creíble la angustia por la que están pasando sus personajes.

Imagen de 'La última llamada'Es una lástima, no obstante, que una cinta que se mantiene todo el tiempo en una óptica muy relista y creíble, siempre a través del teléfono, tenga un desenlace algo forzado. El hecho de que Jordan decida convertir la situación en algo personal y encargarse ella misma de solucionarla, en lugar de gestionar la emergencia y enviar a las fuerzas de seguridad, puede sacar al espectador de la película, arruinando lo que los 85 minutos anteriores habían logrado. La excusa que propicia su actuación final me parece insuficiente a nivel argumental y responde a la intención de convertirla en la “heroina total” de la historia en detrimento de la credibilidad.

3 estrellas3

Título original: The Call. País: USA. Año: 2013. Duración:95 min. Género: Thriller. Estreno en USA: 15 Marzo 2013.