Noche y Gastronomia

Slow Barcelona, el templo del cóctel

image

La coctelería es todo un arte, y en Slow Barcelona lo saben bien. Si quieres saber más de este templo del cóctel barcelonés, no dudes en seguir leyendo.

Salir a compartir un cóctel en pareja o con amigos es, para muchos, una buena manera de aprovechar el ocio y el tiempo libre. Y esto se convierte en un placer aún mayor cuando los cócteles son de calidad y el entorno es atractivo y elegante. Esto es precisamente lo que ofrece Slow Barcelona, un lugar donde degustar riquísimos cócteles en la Ciudad Condal.

Situada en un dúplex de la calle París, en una zona de la ciudad que goza de un gran ambiente nocturno, Slow Barcelona es mucho más que una coctelería; cambia según la hora del día y las necesidades de sus clientes, convirtiéndose en una sala de conciertos, una boîte o un espacio privado para eventos. Por eso, podrás disfrutar de un delicioso cóctel al salir del trabajo, escuchar tu música favorita en directo o bailar hasta bien entrada la madrugada.

Si algo destaca de Slow Barcelona es su amplísima carta de cócteles. No sólo podrás disfrutar con los combinados más clásicos, como sus excelentes gin-tonics; sino que hay muchísimas bebidas exclusivas, que sólo podrás encontrar en este lugar y que se preparan mimando cada detalle. Además, continuamente organizan cursos para aprender a ser todo un barman, así como degustaciones gratuitas y todo tipo de eventos. Todas estas actividades se pueden consultar en su agenda, disponible en su página web.

Su nombre se corresponde con su filosofía slowes decir, se trata de un lugar para disfrutar, saborear y pasárselo bien, pero sin prisas, porque es bien sabido que los pequeños placeres de la vida se disfrutan despacio.

  • Jessica

    Tiene muy buena pinta ¿y de precio que tal?