Cine y TV

Slumdog Millonaire: la televisión nos hará libres

Slumdog Millonaire La Television Nos Hara Libres

La gran favorita para llevarse el Oscar a la mejor película de este 2009 es la última obra de Danny “Trainspotting” Boyle, el inglés que los mismo dirige una de zombies (28 days later), que una de mochileros (La Isla) o una espacial (Sunshine), sin dejar huella en ninguno de los géneros que aborda. Su mejores filmes siguen siendo esa crónica de los días de cinco drogadictos escoceces: Trainspotting, y su vigorosa versión del género negro: Shallow Grave. Sin embargo, será Slumdog millonaire (una de sus cintas más flojas) la que lo lance al gran circuito de los directores bendecidos por el mainstream.

En la India se llama slum al barrio marginal que rodea con círculos de miseria a sus grandes urbes. La película narra la suerte de tres huérfanos provenientes de un slum en las afueras de Mumbay (antes Bombay), y cómo uno de ellos crece para convertirse en participante de ¿Quien quiere ser millonario? La cinta inicia con una sesión de tortura (primero “el pocito” y después la picana eléctrica – hay que ver lo lejos que han llegado los inventos argentinos). La aplican dos policias que intentan hacer confesar a Jamal el método que utilizó para llegar a la final del concurso, y en donde se jugará el todo por el todo.

Sin embargo, Jamal no ha hecho trampa. La razón de que un excluido sin estudios haya sabido las respuestas es otra, y se trata del hilo a través del cual se desarrolla la película. No vamos a revelar esa razón, pero es el pretexto que permite el tramo más disfrituable de la película: la infancia de Jamal, su hermano Salm y la pequeña Latika. Aquí Boyle muestra sin concesiones no romanticismos la pobreza de la India: los montones de basura que llenan las calles del slum, los gángsters que roban niños para convertirlos en mendigos mutilados, el enorme hotel inglés abandonado donde los tres pequeños tendrán su último y definitivo encuentro.

Jamal ha perdido a su amor infantil, Latika, y su única alternativa de recuperarla es ganar la versión hindú de ¿Quién quiere ser millonario?, no nos pregunten de dónde le viene ese razonamiento, pero en la peli ocurre así, y esa es la parte que debe haber ganado a los miembros de la Academia.

A contrapelo de su honesto y decarnado retrato de una India tecnificada que desprecía abiertamente la vida de sus habitantes, Boyle convierte a la televisión en la nueva Arcadia (las caras bondadosas de los productores mientras Jamal avanza en sus respuestas son lamentables), y hace Slumdog Millonaire más una loa al formato creado por Sony que es oda al esfuerzo y la voluntad humanas que quieren hacer creer.

La televisión nos hará libres. Bajo su influjo hasta los policias torturadores se convierten en simpáticos escuchas, conmovidos por la historia de amor y redendión de un chico pobre. Ja.

Slumdog Millonaire se estrenará en España el 13 de febrero. No hay fecha de estrenio aún para Latinoamérica.

Imagen | El Séptimo Arte