Excursiones y Aventura

Speed Flying, una nueva forma de vivir la nieve

image

Los amantes de los deportes de invierno aún tienen tres o cuatro meses por delante para aprovechar la nieve. Como comentábamos en Combate en la nievehay muchas formas de disfrutar del blanco elemento, no sólo practicando los deportes tradicionales, el esquí y el snowboard. Hoy presentamos un deporte de lo más espectacular, el Speed Flying.

Este deporte, conocido también como Speed Riding, es una combinación entre el esquí y el vuelo en parapente. Nació en los Alpes franceses en 2003, por lo que es bastante novedoso. No obstante, su espectacularidad, tanto para los que lo practican como para los que lo ven, ha hecho que se extienda rápidamente y ya hay varias escuelas que ofrecen clases en España.

Lo más atractivo del Speed Flying es que el esquiador puede volar para sortear pequeños acantilados y desniveles y volver a aterrizar en el lugar que decida. Esto se hace gracias al apoyo de velas, como en el Kitesurf, que permiten planear y elevarse en los saltos. Esto proporciona una inigualable sensación de velocidad y libertad, un auténtico subidón de adrenalina.

Su espectacularidad y versatilidad atraen cada vez a más deportistas, pero es muy importante recordar que el Speed Flying no es un deporte apto para todo el mundo. Se requiere al menos un nivel esquí de pista roja para poder iniciarse, por lo que es una actividad para expertos esquiadores. Además, como todo deporte de aventura, entraña riesgos, por lo que si se decide practicarlo, es muy importante buscar una escuela que cumpla con todas las medidas de seguridad y dejarse guiar en todo momento por profesionales. Luego, sólo hace falta disfrutar de la nieve y volar.