Libros

Stieg Larsson y su vida

stieg-larsson-y-su-vida

Stieg Larsson tenía un propósito en su vida y lo ha conseguido post mortem. Era un tipo de lo más extraño, con una vida bastante ajetreada y muy distinta a lo que se espera del autor de una trilogía que romperá los records de venta.

Concretamente se dedicaba a escribir en una revista Expo, muy parecida a Millenium, dedicada a desvelar secretos y escándalos de políticos y con un marcado acento comunista. Padeció múltiples amenazas de la derecha sueca y por eso, temiendo quizás un atentado, se propuso escribir varios best sellers.

Lo consiguió con un estilo muy cercano a Dan Brown, por mucho que los críticos digan lo contrario, y cuando terminó la trilogía la envió a una editorial que quiso publicarla. Cuando la primera entrega vió la luz en Suecia falleció como uno de los personajes de la tercera novela de la trilogía.

Llegó Stieg a su trabajo y el ascensor no funcionaba. El autor se tomaba al día más de 20 cafés y se fumaba 3 paquetes de tabaco. La pequeña redacción de la revista para la que trabajaba estaba en la séptima planta. Stieg subió la escalera y a la media hora falleció de un infarto. Era noviembre de 2004.

El resto es historia. Como no dejó testamento ni se casó con su compañera, Eva Gabrielsson, los beneficios se los está llevando su familia. La viuda, ahora de gira por España para dar una serie de conferencias, comenta que su cuñado apenas pisó su casa una vez, para el funeral de su abuelo.

“Stieg se crió con sus abuelos y ahora sus padres y hermanos se benefician de las novelas y de las películas, no es justo”. Pero aún hay más, mientras dure el litigio no habrá cuarta entrega. El día de su muerte se encontró el manuscrito en la mesa de trabajo del autor, está inacabado pero tendría cierto sentido y se podrían atar varios cabos sueltos en el argumento principal. Veremos al final quién gana la partida.

 

Imagen: Papel en blanco.