Libros

Tablet o e-reader: ¿cual elegir?

Tablet o e-reader… esa es la cuestión. Si somos amantes de la tecnología, seguramente ya hayamos dado el paso hacia el libro digital, dejando atrás el papel a la hora de la lectura. Cuando tenemos que elegir un soporte para leer los e-books de seguro nos hemos encontrado ante la disyuntiva de elegir un lector de libros electrónicos o un tablet. A continuación te cuento pros y contras de ambos.

Precio, prestaciones y portabilidad son algunos de los aspectos que debemos analizar a criterio propio para saber si nos conviene más comprar un tablet o un e-reader para leer libros electrónicos.

Empecemos por los readers.

PROS. La primera ventaja que encontramos es que son dispositivos orientados, casi con exclusividad, a la lectura de libros electrónicos. Son livianos, sencillos y fáciles de usar: no cuentan, por lo general con muchos botones y no presentan mayor inconveniente para los usuarios menos expertos. En otras palabras, no hace falta hacer un curso de literatura digital para usar uno de estos dispositivos.

Otra gran ventaja es que sus pantallas están pensadas para leer y es por eso que no cansan la vista tanto como otros tipos de pantallas muy brillantes que inclusive nos pueden hacer doler la cabeza. Además, suelen ser más baratos que los tablets (en línea general).

CONTRAS. La gran contra es la ausencia de prestaciones extra. La mayoría de los readers sirven para leer y nada más que ello. Como mucho, algunos cuentan con conectividad WiFi para acceder a internet, pero no mucho más que eso.

Y ahora vamos por los tablets.

PROS. Son versátiles. Son ordenadores portátiles que permiten realizar varias tareas entre las cuales se encuentra la lectura de libros electrónicos. Permiten personalizar la vista de los libros y hasta simular la forma de un libro físico pudiendo pasar las páginas con un gesto del dedo. Además nos permiten hacer zoom con gestos táctiles si nuestra vista así lo requiere.

CONTRA. Suelen ser más caros y pesados que los readers, aunque hay tablets muy sencillos cuyos precios son similares o incluso más bajos que los de los lectores de libros electrónicos.

¿Cuál elegir? El que se adecue mejor a tus pretensiones y, sobre todo, a tu presupuesto.