Cine y TV

Tarantino en problemas con los italianos

“Tarantino es la expresión de una cultura elitista, relativista y snob que no toma en cuenta los gustos y sentimientos populares”: en esos términos se expresó el Ministro de Cultura italiano Sandro Bondi acerca del desempeño del director de Pulp Fiction como presidente del Jurado del Festival de Venecia, finalizado la semana pasada y en el que el cine local no consiguió ninguna distinción importante.

En declaraciones a la revista Panorama, Bondi consideró
que la visión de Tarantino condicionó sus juicios críticos, y que los resultados del Festival deben obligar a abrir los ojos y “dado que sus fondos vienen del Estado” permitir que participe en la elección de los jurados. El Gobierno italiano contribuyó con 7 de los 12 milliones de euros que costó el Festival.

Bondi y otras personalidades de la administración y cultura italiana han deslizado acusaciones en el sentido de que Tarantino benefició a sus amigos en sus elecciones, en particular a su ex-novia, Sofia Coppola, quien se llevó el León Dorado por su filme Somewhere, y al español Alex de la Iglesia, León de Plata por su A Sad Trumpet Ballad.

No es la primera vez
que el ministro Bandi tiene problemas con el cine: en mayo se negó a acudir a Cannes debido a que la Muestra exhibía Draquila, una película que acusaba al premier italiano, Berlusconi, de aprovecharse la tragedia del terremoto de L’Aquila.

Fuente | Telegraph