Cine y TV

‘Teen Beach Movie’ – La espera no mereció la pena

Poster de 'Teen Beach Movie'

El canal infantil Disney Channel se ha pasado todo el verano promocionando, como solo él sabe hacer, el estreno de su última película de producción propia, una comedia musical de ambiente playero llamada ‘Teen Beach Movie‘. El estreno finalmente llegó este pasado viernes y, como el tiempo, nos ha dejado fríos.

Hay que reconocer que nadie sabe hacer promoción de un producto propio como Disney. La empresa del ratón sabe sacarle un increíble partido a tener un canal de televisión propio con una audiencia fiel y expectante, como es el público infantil. De esta forma, cuando quiere promocionar un programa, una nueva serie o incluso a alguna de sus estrellas, suele bombardear en todas y cada una de las pausas publicitarias con el tema en cuestión.

Algo así ha pasado a lo largo de este verano con ‘Teen Beach Movie’, una película de producción propia protagonizada por Ross Lynch, quien también protagoniza la serie ‘Austin & Ally’ (2011) en el mismo canal. Después de pasarse dos meses insistiendo con que llegaría “muy pronto”, hemos tenido que esperar hasta el pasado 13 de septiembre para poder verla, y la verdad es que la espera no ha merecido la pena.

El argumento de la cinta gira en torno a Brady y McKenzie, dos adolescentes a quienes les encanta hacer surf y pasar tiempo juntos. Sin embargo, McKenzie debe abandonar las soleadas playas para marcharse a estudiar a Nueva York. En su último día junto a Brady deciden salir a surfear juntos una última vez y son engullidos por una enorme ola. Cuando recuperan el conocimiento descubren que se han teletransportado dentro de la película favorita de Brady, un musical llamado Wet Side Story y ambientado en los 60. Al formar parte de la película, Brady y McKenzie están cambiando su argumento y la única forma de regresar a su universo puede ser redirigir la película hacia su curso original.

Disney Channel ha producido películas realmente entretenidas, llegando algunas a convertirse en fenómenos como ocurrió con ‘High School Musical’ (2006). No obstante, me temo que ‘Teen Beach Movie’, con su enrevesado argumento y falta de ambición general, no puede contarse entre ellas. Lo más divertido: el choque de mentalidades entre los jóvenes de hoy en día y los de los años 60. Si tenéis ganas de verla es muy posible que en los próximos días la repitan a todas horas.