Cine y TV

The Dark Knight según un psicólogo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El doctor Robin S. Rosenberg es un psicólogo experto en el hombre murciélago. Su volumen “What’s the Matter with Batman?” es un celebrado estudio sobre la psique del vigilante. Acaba de ver la tercera parte del The Dark Knight, y estas fueron sus impresiones como estudioso de los motivos de la mente humana.

El deseo de caer

Según el doctor Rosenberg, las motivaciones de Bruce Wayne son el centro de The Dark Knight Rises. Como los fans ya deben saber, la cinta comienza con una ciudad gótica sin Batman, que ha renunciado. Sin embargo, los rumores de un nuevo y mesiánico criminal atraen la atención de Wayne, quien decide vestir una vez más el traje. Para Rosenberg, la cuestión de la cinta es esta: ¿Puede un hombre que lo ha dado todo por todos, dar aún más?

El síndrome del Mesías

Rosenberg apunta que el heroísmo de Batman (que se asume como el único que puede salvar a Ciudad Gótica) es su respuesta para enfrentar el trauma provocado por la muerte de sus padres. Es algo común, y que pasa en la vida real. Batman regresa a salvar el mundo porque su cerebro funciona de esa manera para encarar el sinsentido de la vida y las memorias dolorosas que lo consumen.

Precisamente por ello, The Dark Knight Rises es la cinta de la trilogía en donde Bruce Wayne (y por ende, el trabajo de Christian Bale) tiene un mayor peso: es ocasión de revisar todas sus relaciones con sus figuras paternas: el comisionado Gordon, Aldred y Morgan Freeman, antes del salto al vacío que le permita una existencia sin Batman.