Música y Teatro

The Replacements, melodías de tierra adentro

The Replacements eran una banda única, de eso no quepa la menor duda. Y no puedo menos que escribir un poco acerca de ellos luego de leer que han sido reeditados sus cuatro primeros discos, los brillantes Sorry Ma, Forgot to Take Out the Trash” (1981), “Stink” (1982), “Hootenanny” (1983) y “Let It Be” (1984). Acaso los comienzos más alocados del trío de Minneapolis, donde el vigor del punk reinaba y las melodías empezaban a gestarse a lo grande.

Surgidos en Minnesota, cuna de artistas tan disímiles como Bob Dylan, Prince o Hüsker Dü, la banda compuesta por los hermanos Stinson y la eterna figura de Paul Westerberg se transformó en uno de los pilares del rock independiente estadounidense de los años 80s. Es que su peculiar manera de combinar una gran cantidad de influencias americanas en formato canción pero con el gruñido punk de fondo los transformó en una especie de visionarios.

Los Replacements no pudieron ser una banda punk de los 80s al estilo de Black Flag ni tampoco un grupo eminentemente cancionero a la manera de REM. Más bien un poco de las dos cosas. Pero sí podemos estar seguro de que es un conjunto que no puede ser pasado por alto ni mucho menos olvidado. Ahora, con estas reediciones, tienes una buena excusa para conocerlos o reescucharlos.

Un grupo único, que supo combinar velocidad y melodía, emoción y actitud, canciones y desparpajo. Un grupo con la unión de factores exacta como para que cualquiera los ame. 

httpv://www.youtube.com/watch?v=rBVkSpsCLnA&feature=related