Cine y TV

Todo Sherlock Holmes

                                Todo Sherlock Holmes

Gracias a las películas tan infames que se han hecho del personaje de Conan Doyle muchos pensaréis que es insoportable y aburrido. Nada más lejos de la realidad.

El propio Conan Doyle fue una especie de investigador privado cuando se vió inmerso en las investigaciones que la policía londinense hizo para capturar a Jack El destripador. Pero vamos a centrarnos en su alter ego literario.

Las películas para jóvenes o los dibujos animados suelen centrarse en el icono, en lo que nos ha sido transmitido por el cine o en novelas como El signo de los cuatro que no dejan de ser buenas pero que estaban redactadas para el público juvenil.

Poco a poco Conan Doyle fue dándole más matices al personaje al que convirtió en cocainómano y morfinómano, siempre acertaba en sus conclusiones por casualidad, tocaba el violín y le llegaban casos extraños para resolver.

¿No te suena de nada?, ¿recuerdas a un médico drogadicto, que atienen casos extraños y que toca la guitarra? Efectivamente, House es una copia directa del personaje. Pero más bien de los relatos cortos que se publicaban en la prensa londinense.

Por eso esta obra es magnífica para entender un poco más lo que significa este personaje, para meterse de lleno en la psicología de uno de los caracteres más logrados de la literatura y para disfrutar con su acidez, su drogadicción y su leyenda. 

Fuente: Casa del libro.