Cine y TV

Tropic Thunder: la guerra es cosa de risa

MTV Movie Awards 2008 - Los Angeles,  CA

En esta película (o en la película dentro de esta película) ocurren las siguientes atrocidades: Robert Downey Jr. se tiñe de negro para interpretar a un negro, se incendia una selva completa, un hombre vuela en pedazos al pisar una mina tras el mejor discurso de su vida, la cabeza de ese mismo hombre es empalada por la hoja de una bayoneta, se hace burla de las personas con discapacidades mentales (se les llama “retardados“), se apuñala a un osito panda hasta la muerte, se ven vísceras y sesos ,y Jack Black se muestra en paños menores, atado a un árbol, y en pleno síndrome de abstinencia ofreciendo sexo oral al primero que lo suelte para ir a darse un chute….

Tropic Thunder (que sus distribuidores amenazan titular como Una Guerra muy Perra) es la última película de Ben Stiller como director y protagonista, y a pesar de que no cumple todo lo que promete, se trata de la mejor película de uno de los grandes cómicos del momento hollywoodense.

Tropic Thunder es la película que filma un excelente (en su breve intervención) Steve “24 Hour Party People” Coogan acerca de la guerra de Vietnam y que en su sexto día de producción ha rebasado el presupuesto total y se ha retrasado ¡un mes! en su filmación. Ante la amenaza del mandamás del estudio y para salvar al proyecto de la cancelación, y a consejo del sombrío veterano autor de la novela en que se basa el filme, decide abandonar a los protagonistas en mitad de la selva y filmarlos para sacar lo más fiero de cada uno de ellos. Pero todo sale mal, y los cuatro soldados de pacotilla tendrán que enfrentar a una banda de narcotraficantes armada hasta los dientes.

Desde Pelotón hasta Apocalypsis Now, Tropic Thunder se burla de las películas bélicas, de Hollywwod, del cine, de las buenas intenciones y lo políticamente correcto, en una película que sabe ser decerabrada y filosa a partes iguales.

Nuestro consejo: lleguen a tiempo (hay tres falsos trailers imperdibles antes del filme) y no se pierdan los créditos finales con un irreconocible Tom Cruise en el musical de su vida.

 

Una guerra muy perra se estrena a finales de septiembre.