Cine y TV

True Blood se queda sin Alan Ball

HBO Post Golden Globe Party - 2009

Malas noticias para los seguidores de la serie de alto octanaje erótico sobre una Estados Unidos donde los vampiros conviven con la clientela de los bares de carretera: Alan Ball se baja de la serie que creó.

A unos meses de que se estrene la quinta temporada de la serie que relata las aventuras de Sookie Stackhouse (Anna Paquin), una camarera con poderes telepáticos enamorada de un vampiro, en un mundo donde ambas condiciones son cosa común, True Blood, su creador Alan Ball ha anunciado su decisión de hacer valer el acuerdo que firmó con HBO, y según el cual Ball trabajaría de cerca la serie hasta la quinta temporada, y después (si la serie continuaba) se dedicaría exclusivamente a colaborar como un asesor externo.

True Blood es la adaptación televisiva del ciclo e novelas The Southern Vampire Mysteries de Charlaine Harris, y ha contado con un éxito masivo desde su estrenos en la señal HBO. Sin embargo, Ball no desea encasillarse, y ha hecho valer su acuerdo original con el canal para aparcarse de la serie y desarrollar su nuevo proyecto: Banshee para Cinemax.

Ball fue el creador de uno de los primeros éxitos de la cadena, Six Feet Under, y ha sido su toque, sin duda, el que ha hecho de True Blood el fenómeno pop en que se ha convertido. HBO asegura que la serie quedará en buenas manos (las equipo responsable en la actualidad), pero habría que preguntar cuánto de los seguidores de la serie van a seguirla sin Ball, y cuantos siquiera la conciben sin él.