Cine y TV

Tu cara me vuelve a sonar

El que fue el Talent Show revelación de la pasada temporada, “Tu Cara Me Suena”, regresó ayer a nuestras pantallas, superando las cifras de audiencia esperadas. El programa, presentado por Manel Fuentes, tuvo además una enorme repercusión en las redes sociales, sumando más de treinta mil menciones a través del hashtag oficial del programa en Twitter, #TuCaraMeSuena. Y por si fuera poco el exitoso formato se ha vendido ya a ocho países, entre los que se encuentran China, Rumania o la vecina Portugal. Pero ¿Cuál es la clave del éxito?

En primer lugar, un argumento sencillo: famosos que se disfrazan de famosos, cantan y son valorados por un jurado. Los concursantes están perfectamente definidos: los que realmente van a cantar – y son cantantes, dicho sea de paso -, los que provocan cierta vergüenza ajena y los alborotadores de la clase, como Santiago Segura, que repite en esta edición y que quizá ya ha gastado un poco su papel de indignado. Todo esto se da en una atmósfera totalmente alegre y relajada, que roza la sobreactuación. A diferencia de otros concursos, no hay tensiones, no hay expulsiones y el premio recibido por el ganador de cada programa se dona a una ONG. Esto lo convierte en un programa ideal para aislarse y olvidarse por un rato de noticias pesimistas y, en los tiempos que corren, es casi una garantía de éxito.