Cine y TV

‘Un amigo para Frank’, una delicia para nosotros.

POSTER_un amigo para FrankEn cartel desde el pasado 24 de mayo encontramos una de esas pequeñas joyas que nos sorprenden de vez en cuando entre tantas luces de colores y paja. Hablo de Un amigo para Frank de Jake Schreier. Una cinta muy recomendable que, previsiblemente, no aguantará mucho en cartel, ya que no está protagonizada por una súper estrella ni basada en ningún cómic o libro juvenil.

Sin duda la ciencia ficción es uno de mis géneros favoritos, y debo reconocer que siento una especial predilección por esas películas ambientadas en un futuro cercano, donde la apariencia general del mundo no difiere demasiado de la actual, pero en él que se puede reconocer algún pequeño avance o innovación ficticia que generalmente suele ser la piedra angular sobre la que gira el argumento. No hay coches voladores, naves espaciales ni héroes salvando el mundo. El ambiente es intimista y las historias que se cuentan, cotidianas.

Imagen de 'Un amigo para Frank'Este es el caso de ‘Un amigo para Frank‘ cuyo argumento gira en torno al personaje de Frank (Frank Langella), un anciano que vive solo en una pequeña casa a las afueras de Nueva York. Cascarrabias, solitario y divorciado, Frank está aquejado de alzhéimer y ninguno de sus hijos parece tener tiempo, ni voluntad, para ocuparse de él. Madison (Liv Tyler) viaja por el mundo dedicándose a causas humanitarias y Hunter (James Marsden) vive a varias horas distancia. Es por ello que Hunter decide comprar a su padre un robot doméstico para que le haga compañía. El VGC-60L (Rachael Ma / Peter Sarsgaard) cocina, limpia y realiza todo tipo de tareas domésticas además de encargarse de que Frank esté ocupado con un proyecto. El único interés de Frank, sin embargo, es visitar la vieja biblioteca en la que trabaja Jennifer (Susan Sarandon) y que está viviendo un proceso de digitalización. El robot intentará que Frank mantenga su mente activa cultivando un huerto, pero el anciano tiene otros planes. Su pasado como ladrón de guante blanco, actividad por la cual estuvo en la cárcel, se convertirá en el nuevo proyecto común para Frank y su nuevo compañero.

La película es profunda, sentimental y en cierta forma filosófica. Habla sobre la soledad de la vejez, sobre las relaciones entre padres e hijos, sobre lo que significa luchar contra una enfermedad como el alzhéimer, sobre el inmovilismo y la resistencia al progreso, pero también sobre lo que el progreso puede llegar a destruir por el camino.

Imagen de 'Un amigo para Frank'Habla también sobre lo difícil que es cambiar a las personas y a la vez como algo simple puede darle la vuelta a nuestra perspectiva. Todo ello, desde una óptica tragicómica que se hace amena y llevadera para el espectador. La relación entre Frank y el robot, y como esta evoluciona, es simplemente una delicia. Resulta sorprendente como un personaje de diseño tan deliberadamente impersonal, frio e inexpresivo puede llegar a generar en el espectador tanta simpatía como hace en Frank. El dilema al que el protagonista debe enfrentarse al final de la historia, y que evidentemente no desvelaré aquí, despertará la empatía de más de uno.

Otro tema que se trata en la cinta, aunque en segundo término, es el de la modernización de nuestro mundo. Estando como estamos en la era de las tablets y los ebooks, Un amigo para Frank nos presenta un futuro en el que las bibliotecas han dejado de tener sentido y los volúmenes son masivamente digitalizados y destruidos. Una acción que Frank relaciona ingeniosamente con la Alemania nazi y que salva de la “quema” solo ejemplares verdaderamente valiosos, como una antigua edición de El Quijote con la que Frank, quizás es una metáfora de sí mismo, podría sentirse identificado.

Imagen de 'Un amigo para Frank'

Una mirada agridulce hacia un futuro más cercano de lo que creemos, que es a la vez un homenaje manifiesto al mundo de la robótica y un recuerdo nostálgico de lo que somos y de lo que significamos para los demás.

4 estrellas4

Titulo original: ‘Robot & Frank’. Director: Jake Schreier. País: Estados Unidos. Año: 2012. Duración: 89 minutos. Género: Comedia dramática / ciencia-ficción. Estreno en España: 24 de mayo de 2013.