Cine y TV

Un país maravilloso: humor sobre las víctimas de Gaza

Eretz Nehederet (Un país maravilloso) es un programa de humor israelí que se trasmite semanalmente por el canal 2 de ese país. Parodia de los noticieros, basa su comicidad en revisar los temas actuales. Una de sus últimas emisiones, como no, versaba sobre los bombardeos de la franja de Gaza.

httpv://www.youtube.com/watch?v=90hPppO1kNg

El presentador de un falso programa llamado Blood (Sangre) Aravision inicia el gag conectando con sus corresponsales en los países de la UE, para saber cuántos muertos les permite cada uno de los gobiernos europeos que apoyan la “operación ofensiva” en Gaza. El corresponsal italiano reza una serie de palabras como “Portabella” y “Bolonesa“, que provocan las risas grabadas, y el conductor de vuelta en el estudio traduce como “Felicitaciones por la gran producción en Gaza“. El conductor le pregunta cuántos muertos palestinos permite Italia. Otro de los actores caracterizados en el estudio asume que no serán muchos, pues “los italianos son más antisemitas que los alemanes”.

Aparece entonces un tablero al estilo Eurovision, donde se rankean los muertos que cada gobierno europeo permitirá. “600”, dice Roberto, el corresponsal italiano. Pasan entonces al corresponsal alemán, que se trata del mismo actor, pero con una peluca rubia y un sombrero bávaro. Se repite la chanza del vertedero de términos en alemán, y el corresponsal (a pesar de que se argumenta dice que Alemania es más antisemita que Italia) les concede 6000 muertos.

Entonces viene un enlace con el corresponsal en Gaza, quien, sí: es de nuevo el mismo actor que interpretó al italiano y el alemán, pero con una bufanda verde y barba. Está en un jardín de niños donde, dice, “tenemos bocadillos de chocolate, bebidas suaves en envases de cartón y lindos niños como escudos humanos“. El conductor de Eretz Nehederet le pregunta si no encuentra problema con ello (refiriéndose a los niños) y el corresponsal en Gaza le dice que sólo si metes la pajita con fuerza, pues la bebida se derrama.

El conductor dice que no espera mucho apoyo de este tío “en vista de las fotos que se han visto por televisión últimamente“. Y el corresponsal, en efecto, se queja del desastre que los israelís han provocado: “No bien terminaron Gran Hermano y ya está trasmitiendo Bailando con las estrellas. Un reality detrás de otro… Yo apoyo a los guionistas en esto“. Se le pide seriedad y que diga cuántas bajas le van a permitir a Israel.

El falso palestino pregunta quién les dio más. Al saber que se trata de Alemania, duplica el número y añade 18. Pero si es en una zona residencial, avisen, ¿eh?“. “¿Para evacuar a la gente?”, le pregunta el conductor. “No, para traer las cámaras y los equipos de edición“, responde el corresponsal en gaza.

Se introduce entonces un personaje (como una suerte de Rambo alcoholizado) que informa de una nueva baja palestina, y usando un organillo al estilo del superbowl , informa que el marcador es 500 para los visitantes, 4 para los los locales. “¿Dónde atacamos ahora? ¿En una clínica cosmética?“. “No“, responde el recién llegado, se trata de una anciana que murió por la edad”.

En otros segmentos del programa, cuando se mencionan los bombardeos sobre jardines de infantes, un actor personificado como el ministro de Defensa israelí Edhu Barak, dice que “¿Cómo quieren que sepamos que se trataba de un jardín de infancia? Los palestinos tenían que haber escrito en el tejado y en hebreo que era un jardín de infancia“.

Woody Allen (que es judío) dijo sobre el genocidio judío a cargo del régimen nazi: “¿Sabes que es lo malo de los récords? Que están para romperlos“.

Fuente | Publico