Noche y Gastronomia

Una cena de miedo

Se acerca Halloween y queremos proponer un plan de noche acorde con la situación. En el fondo, nos encanta pasar miedo: en el cine, en los parques temáticos… Así que, ¿por qué no pasar un poco de miedo mientras cenamos? Es lo que ofrece el restaurante La Posada Maldita. Situada en Cerdanyola del Vallès, un pueblo a pocos kilómetros de Barcelona, es un restaurante temático de terror, donde además de disfrutar de una buena cena, se puede pasar un rato terroríficamente divertido, con sustos, gritos y alguna que otra risa.

Antes de sentarse a la mesa, ya se habrán llevado algún que otro susto y podrán encontrarse con un enterrador (por si las moscas), un lugareño aterrorizado que les advertirá de los horrores que van a vivir, unos monjes que intentarán salvar su alma, y unos cuantos personajes más. Una vez en la mesa, poca luz, velas, humo: un ambiente tétrico y con una excelente decoración. Disfrutar de la cena será difícil, sobre todo teniendo en cuenta que el ingrediente principal será el terror.

El restaurante se creó en 2006, y desde entonces ofrece estas veladas de miedo, divertidas y diferentes. Puede ser una buena opción para celebrar un cumpleaños, una despedida de soltero/a o una terrorífica cena de empresa. Su menú habitual tiene un precio de 37 euros, e incluye entrantes, plato principal, postre y bebida. Además, para celebrar Halloween, hay una fiesta especial el día 31 de octubre, que incluye baile y animación con un DJ zombie muy especial. ¡Un plan ideal para pasar un Halloween de miedo!