Cine y TV

Una oportunidad para Betty (la fea)

ImagenphpRemake contra remake: Betty la fea contra Operación Triunfo, Cuatro contra Telecinco, Betty contra Ristro…

¿El resultado?: Ristro, 28,3% de rating contra un discreto (un demasiado discreto) 8,9% de Betty. Y a pesar de ello, de la afilada lengua de Ristro (que nos sigue pareciendo un mal clon de Simón Cowell), nosotros apostamos por la fea de Betty, con todo el encanto de su brillante ortodoncia.

Y es que si bien se trata de la cuarta versión de la misma historia (el original colombiano Yo soy Betty la Fea dio para una versión mexicana, vista en Antena3, y Yo soy Bea, la versión ibérica con Ruth Nuñez que, irónicamente, es una de las estrellas de Telecinco), nos ha gustado la versión americana Ugle Betty de ABC, por los toques riesgo y originalidad que ha demostrado en su capítulo piloto trasmitido por Cuatro por las siguientes razones.

Primero: no se trata más de un culebrón, sino de una sitcom en toda regla. Capítulos independientes y autoconclusivos.

Segundo: la protagonista, América Ferrera, tiene un encanto tan sólido que sobrevive a los espantosos modelos que son la marca distintiva del personaje principal.

Tercero: NO es otra historia del Patito Feo. No habrá conversión mágica gracias al maquillaje y el guardarropas.

Cuarto: no es tanto una historia sobre la superficialidad de nuestros ideales de belleza, sino un ácido y humorístico comentario sobre el racismo y la misoginia.

Betty no sufre tanto en su trabajo, como editora asistente una revista de modas, por ser fea como por ser una hija de inmigrantes mexicanos, una brownie. Un giro que la vuelve toda una apuesta en este desangelado universo en el que se ha convertido la comedia televisiva y en esta realidad cada vez más berlusconiana en la que vivimos.

Y sí, además, saldrá Lindsay Lohan, nuestra exiliada de Disneyland favorita, en la segunda temporada.

Betty la Fea se trasmite los jueves por Cuatro.

Foto | EuropaSur