Excursiones y Aventura

Una visita al castillo del Conde Drácula

Una visita al castillo del Conde Drácula

Un oscuro, tortuoso y largo camino a través de la noche estrellada de los montes Cárpatos, un misterioso conductor de un chirriante coche de caballos y una extraña sensación en el cuerpo del protagonista. Así empieza Drácula, una novela escrita por Bram Stoker que ha sido leída por millones de personas en todo el mundo y que ha cautivado a los amantes del terror que disfrutan teniendo un buen libro entre las manos durante sus instantes de ocio.

De hecho, son tantos los fanáticos de Drácula que ya son muchas las empresas que se encargan de organizar visitas al castillo de este famoso Conde inspirado en Vlad Tepes, un sanguinario príncipe rumano conocido por sus escalofriantes y malvadas hazañas.

Y es que, aunque en Rumanía quizás no podamos encontrar los principales museos de arte moderno de todo el mundo, lo que está claro es que vivir una experiencia llena de intriga y digna de uno de los mejores libros de terror de toda la historia es más que posible.

Y, para ello, la mayoría de entidades se encargan de realizar recorridos en 4×4 (los coches de caballos ya han quedado un poco obsoletos) a través de los Cárpatos con el fin de que los viajeros puedan conocer la apasionante Transilvania y el Castillo de Bran, de obligada visita durante esta ruta perfecta para gozar del tiempo libre debido a que sus paredes esconden la historia del Conde Drácula, un hombre despiadado que se alimentaba de sangre humana en la novela y que, en la realidad, no se diferenciaba mucho de este escabroso ser que nos ha puesto los pelos de punta a todos en más de una ocasión a través del cine y de las letras.

¿Te animarías a llevar a cabo esta aventura por los montes Cárpatos para conocer el lugar en el que vivió Vlad Tepes y que le sirvió de inspiración a Bram Stoker para escribir la famosa Drácula?