Arte

Velázquez y su última década en El Museo del Prado

images

El Museo del Prado de Madrid alberga desde el 8 de octubre y hasta el 9 de febrero de  2014 obras nunca antes expuestas de Velázquez, formando una exposición con las más importantes obras de la última década de vida del genial pintor sevillano.

A través de más de treinta obras, la exposición Velázquez: y la familia de Felipe IV invita a reflexionar, no solamente sobre probablemente la etapa más brillante de la carrera de Velázquez y de la historia de la pintura española, sino también sobre cómo este tipo de pinturas llegaron sin duada a convertirse en instrumentos de intercambio diplomático.

El núcleo de la exposición incluye los retratos de la familia real que fueron encargados a Velázquez al volver de su segunda estancia en Italia, y que recorren los años hasta su fallecimiento en 1660. Se trata de once piezas pictóricas que forman un grupo singular dentro de la obra de Velázquez, de una calidad técnica sin parangón. El mundo de la mujer y de los niños se introduce por primera vez en las obras de Velázquez, el color se densifica, se vuelve variado e intenso. Entras estas obras destaca sin duda el cuadro Las Meninas, que, pese a que no va a figurar físicamente en el espacio en la exposición, forma parte fundamental de la muestra. Las Meninas supone una nueva forma de crear un retrato, incluyéndose en él, reafirmando su papel social y profesional. La obra sin duda forma parte de una época de gran creatividad y grandes artistas tanto a nivel pictórico como literario, en el apogeo del Siglo de Oro español.

La última parte de la exposición está dedicada al retrato cortesano posterior a Velázquez, con la obra de sucesores como Juan Bautista Martínez del Mazo, quien fue yerno y ayudante incansable de Velázquez  y Juan Carreño de Mirando, también ayudante e íntimo amigo de Velázquez.